Aceites y corazón.

 Los autores de este estudio aconsejan que se reconsidere esta cuestión en cuanto materia de etiquetado de alimentos

Algunos aceites vegetales pueden aumentar el riesgo de enfermedades del corazón, según concluye un estudio publicado en “Canadian Medical Association Journal” (CMAJ). Tras señalar que algunos como los de maíz y cártamo, que son ricos en ácidos omega-6 linoleico pero casi no contienen ácidos grasos omega-3 alfa-linolénico, no se asocian con efectos beneficiosos sobre la salud del corazón, los autores de este estudio aconsejan al Departamento de Salud de Canadá que reconsidere esta cuestión en materia de etiquetado de alimentos.

La sustitución de las grasas animales saturadas por aceites vegetales poliinsaturados se ha convertido en una práctica común, ya que se puede reducir así los niveles de colesterol en sangre y prevenir enfermedades del corazón. En 2009, la Dirección de Alimentos de Salud de Canadá, tras revisar la evidencia publicada, aprobó una solicitud de la industria alimentaria en la que las etiquetas de estos productos indican “un menor riesgo de enfermedad cardíaca al reducir los niveles de colesterol en la sangre”.

Sin embargo, la cuidadosa evaluación de la evidencia reciente sugiere que “permitir una declaración de propiedades saludables de los aceites vegetales ricos en ácidos omega-6 linoleico pero relativamente pobre en ácidos omega- 3 alfa-linolénico no puede ser justificada”, según los doctores Richard Bazinet, del Departamento de Ciencias de la Nutrición de la Universidad de Toronto (Canadá), y Michael Chu, del Lawson Health Research Institute y la División de Cirugía Cardíaca de la Universidad Western, en Londres, Ontario (Canadá).

Los autores citan un estudio publicado a principios de febrero de este año en el que el grupo de intervención reemplazó la grasa saturada por fuentes de aceite de cártamo o margarina (aceite de cártamo rico en ácido omega- 6 linoleico y bajo en omega-3 ácido alfa-linoleico), con la consiguiente reducción significativa de los niveles séricos de colesterol (en un 8%) en relación al inicio del estudio y el grupo control, lo que es coherente con la declaración de propiedades saludables.

“Sin embargo, las tasas de muerte por todas las causas de las enfermedades cardiovasculares y la enfermedad arterial coronaria se incrementaron significativamente en el grupo de tratamiento”, alertan los expertos del nuevo trabajo. En Canadá, los aceites de maíz y cártamo se pueden utilizar en alimentos como la mayonesa, aderezos cremosos, margarina, patatas fritas y frutos secos, y los aceites de canola y de soja, que contienen ácidos linoleico y a-linolénico, son las formas más comunes de aceite en la dieta canadiense.

“No está claro si los aceites ricos en ácidos omega-6 linoleico y bajos en ácido omega-3 alfa-linolénico también reducen este riesgo. Sugerimos que la declaración de propiedades saludables se modifique de tal manera que se excluyan los alimentos ricos en ácidos omega- 6 linoleico pero pobres en omega-3 alfa-linolénico”, concluyen los autores.
   

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información pulsando aquí: política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies