Algunos tipos de caída de cabello (pelo) Alopecias.

Algunos tipos de caída:

Alopecia Androgenética de patrón masculino y de patrón femenino. Si bien presenta muchas similitudes estéticamente son muy diferentes.

Alopecia Areata: se caracteriza por la pérdida repentina de cabello en una zona determinada (pequeñas calvas que pueden aumentar y confluir)

Alopecia Difusas : se origina cuando un gran número de folículos pilosos entran en la fase telógena (fase de caída del cabello) en forma sincronizada. El resultado suele ser el aclaramiento difuso del cabello. Aparecen después de la acción de diferentes factores: un episodio de fiebre elevada o enfermedad grave. Algunos medicamentos como el talio, las dosis altas de vitamina A, los retinoides y otros muchos, pueden provocar alopecia. Algunas enfermedades como la enfermedad tiroidea, o el posparto también pueden ser desencadenantes.

Tricotilomanía: arrancamiento compulsivo del cabello.

Alopecia Cicatrizal: Las cicatrices pueden tener su origen en quemaduras, heridas o radioterapia. Causadas por enfermedades como: lupus, infecciones de la piel bacterianas o por hongos, líquen plano, sarcoidosis, tuberculosis o cáncer de piel también pueden causar cicatrices.

 

Existen otros factores que desencadenan la pérdida del cabello:

Estrés: al cual está cada vez más sometida la mujer igualándose en esto a los varones.

Falta de hierro: cuando hay carencia se altera el pelo que se vuelve débil y quebradizo.

Regímenes para adelgazar: realizados por no especialistas pueden privar al organismo de vitaminas, sales minerales…

Deficiencias endocrinas: alteraciones hormonales, especialmente en la mujer.

Algunos medicamentos.

También diferentes infecciones y los protocolos de quimioterapia.

En la menopausia: los cambios hormonales asociados  también pueden en ocasiones desencadenar la caída y/o el adelgazamiento del cabello. Lo mismo ocurre en mujeres a las que extirpación de útero/ovarios.