Ansiedad por la crisis económica. Caída de pelo (cabello)

Más del 40% de las mujereres padece ansiedad a causa de la crisis económica


Según una encuesta a mujeres entre 21 y 65 años realizada por el Instituto Palacios de Salud y Medicina de la Mujer, la recesión económica por la que atraviesa España preocupa a más del 90% de las mujeres. Junto a la ansiedad, la irritabilidad o la tendencia a una mayor agresividad son los principales cambios que la crisis provoca en el carácter de la mujer

Madrid, 7 de marzo 2009 (medicosypacientes.com)

La crisis también repercute en la salud de la mujer española. El hecho de tener que compaginar la vida laboral con la familiar convierten a la mujer en el sexo más vulnerable ante la crisis. Así, más del 40% de ellas asegura tener ansiedad por este motivo, según datos de una Encuesta de opinión realizada por el Instituto Palacios de Salud y Medicina de la Mujer. Como explica el doctor Santiago Palacios, director del Instituto Palacios de Salud y Medicina de la Mujer y presidente del Comité Organizador del IX Encuentro Nacional de Salud y Medicina de la Mujer, donde se han presentado los resultados de la Encuesta, “el hecho de que la mujer asuma hoy en día diferentes roles: ama de casa, cuidadora de su familia, trabajadora remunerada, etc., hacen que también sienta más responsabilidad ante las consecuencias que la crisis económica puede provocar, tanto en su ámbito profesional como familiar y, en consecuencia, es más propensa a sufrir estrés y ansiedad”.

Tras la ansiedad, que afecta al 48,9% de las mujeres menores de 40 años frente al 36,7% de las que supera esta edad, la irritabilidad (32,2%<40 años y 38,2%>40 años) y el desarrollo de más agresividad en casa (27,9%<40 años y 25,5%>40 años), son las principales alteraciones en la salud mental de la mujer motivadas por la actual situación económica. “Por tanto, psicológicamente, la mujer se muestra muy susceptible ante la situación que estamos atravesando. No sólo es más sensible que los varones desde el punto de vista endocrinológico, por lo que pequeñas variaciones hormonales pueden ser causa de cambios psicológicos, sino que también hoy en día los factores ambientales hacen que sea más vulnerable en el ámbito laboral, en el que todavía se siente desigual respecto al hombre”, afirma el doctor Palacios.

De las mujeres encuestadas, son las mayores de 40 años a las que más les preocupa la recesión económica (al 94,7%), mientras que al 85,7% de las que no superan esa edad también les preocupa. En palabras del doctor Palacios, “es a partir de los 40 años cuando la mujer tiene más cargas familiares y a ello suele sumarse también un mayor endeudamiento. Además, en épocas de crisis, se suma el hecho de que en una gran parte de los hogares existe uno o más componentes en situación de paro laboral. Ante esta situación, es lógico que la coyuntura económica le genere más incertidumbre y preocupación”.

Un total de 1.097 mujeres con edades comprendidas entre los 21 y 65 años han participado en la Encuesta de opinión sobre cómo afecta la crisis económica en la salud de la mujer. Durante el mes de febrero fueron entrevistadas por teléfono con el fin de saber si el impacto de la crisis les generaba ansiedad, fatiga, irritabilidad, depresión, menos deseo sexual, insomnio, más agresividad en casa, comprar menos medicamentos, adquirir menos productos de parafarmacia, ir más al médico o influía negativamente en su alimentación.

Otros efectos de la crisis

Aunque es la salud emocional de la mujer la que más se resiente en tiempos de crisis, hay otros ámbitos de su vida en los que también repercute la recesión económica. Un buen ejemplo de ello es que un 35,2% de las encuestadas afirma que está influyendo directamente en su alimentación, de manera que como comenta el doctor Palacios, “a la hora de hacer la cesta de la compra la mujer se priva de determinados productos a lo que se suma en otros casos la falta de apetito motivada a su vez por la ansiedad generada”.

Otro sector afectado en la reducción de gastos por parte de la mujer es el de las parafarmacias. Es evidente que existe un efecto psicológico del usuario sobre el consumo. “La mujer prefiere prescindir de aquello que no es de primera necesidad y que en otras condiciones adquiriría en estos establecimientos, como los productos antiobesidad, la cosmética o la ortopedia”, añade el doctor Palacios. Así, la encuesta revela que el 37,7% de las mujeres adquiere ahora menos productos en las parafarmacias.

A pesar de todo, parece que la crisis no les quita el sueño y sólo genera insomnio al 17% de las mujeres. En menor medida también les provoca fatiga (15,7%), menos deseo sexual (15%), depresión (15,7%) y sólo un 11,2% asegura que acude más al médico.

Más información: