Cáncer de mama. En fase precoz altos índices de curación.

 Con 21.000 nuevos casos detectados aproximadamente cada año solo en España, el cáncer de mama es el tumor más frecuente entre las mujeres occidentales. Pese a las altas cifras de incidencia, las estadísticas son más que esperanzadoras, ya que hasta el 85% de las pacientes diagnosticadas en fase precoz se curan.

En el Día Mundial del Cáncer de Mama, que se celebra este sábado, 19 de octubre, los especialistas insisten en la necesidad de acudir a consulta ante cualquier nódulo sospechoso que no desaparece en unos días. En paralelo, reconocen que la única técnica que reduce realmente el riesgo de mortalidad por diagnóstico precoz es la mamografía. Por eso, recomiendan la realización de esta prueba de imagen de forma periódica a partir de los 40 años, algo que debe ser imprescindible a partir de los 50.

En palabras del Dr. Antonio González, jefe del Servicio de Oncología Médica de MD Anderson Cancer Center Madrid: “cada día somos más capaces de identificar y clasificar mejor a cada paciente, por eso el abordaje del cáncer de mama debe ser multidisciplinario, con equipos formados por médicos de distintas especialidades, pero integrados y coordinados, que seleccionen el tratamiento más adaptado a cada perfil. Esto es lo que sin duda aumentará exponencialmente sus probabilidades de curación”.

Entre los hombres, aunque la prevalencia es solo de entre el 1-2% de los casos, la detección precoz también es fundamental, “no solo para curarlo, sino para derivar su caso a la Unidad de Consejo Genético, puesto que en estos casos es muy posible que si tiene hijas, sean portadoras del mismo gen que ha desencadenado el tumor en el paciente”, concluye el especialista de MD Anderson Madrid.