Cáncer de mama. La mastectomía profiláctica no proporciona un beneficio de supervivencia (J Am Coll

 

La mastectomía profiláctica no proporciona un beneficio de supervivencia (J Am Coll Surg)

Las tasas de mastectomías dobles se han duplicado en la última década.

Las mujeres con cáncer de mama en etapa temprana en un seno cada vez más optan por someterse a una operación más agresiva para extirpar ambos senos, llamada mastectomía profiláctica contralateral (CPM, en sus siglas en inglés), de forma que las tasas de mastectomías dobles se han más que duplicado en la última década en el caso de las diagnosticadas con cáncer en etapa temprana. Sin embargo, extirpar el pecho sano en las mujeres con cáncer de mama no proporciona un beneficio de supervivencia, según los resultados de una investigación presentados en el Clinical Congress of the American College of Surgeons 2013.

Según la American Cancer Society, más de 232.000 mujeres son diagnosticadas con cáncer de mama en Estados Unidos cada año, de forma que el cáncer de mama es el segundo tipo de tumor más común en las mujeres, después del de piel. Muchas pacientes que se enfrentan a este diagnóstico se preocupan por el cáncer recurrente en la mama sana, por lo que optan por la extirpación de ambos senos, a pesar de que el riesgo de desarrollar cáncer en la otra mama es muy bajo. Las mujeres en alto riesgo son aquellas con una historia familiar de cáncer y las que dan positivo para los genes BRCA1 y BRCA2 de mama u ovario.

Hasta el momento ninguna investigación ha analizado los procesos de toma de decisiones que llevan a las mujeres a elegir CPM. “Se han realizado varios estudios en los últimos años que indican que puede haber un beneficio de supervivencia para los pacientes seleccionados por haber quitado su mama sana”, dijo el coautor del estudio, Todd M. Tuttle, jefe de Oncología Quirúrgica de la University of Minnesota, en Minneapolis, Estados Unidos. “Esta investigación proporcionará a los médicos y pacientes información precisa y fácil de entender acerca de si la supresión de la mama sana afectará a su supervivencia”, agregó.

Para comprender mejor el efecto de la CPM en la esperanza de vida, los científicos llevaron a cabo un estudio de modelización analítica entre las mujeres sin mutación del gen BRCA. Dentro de este grupo, los investigadores compararon a las mujeres que se sometieron a CPM con aquellas que tienen cáncer de mama en etapa temprana en un seno y no se realizan profilaxis para eliminar el segundo pecho.

Los autores del estudio, publicado en “Journal of the American College of Surgeons”, analizaron los datos del grupo de colaboración sobre el cáncer temprano (EBCTCG, en sus siglas en inglés) y el programa de vigilancia, epidemiología y resultados finales (SEER) para determinar el riesgo de desarrollar cáncer de mama contralateral (CBC), morir de CBC, fallecer por cáncer de mama primario y la reducción de CBC debido a la CPM. Las dos bases de datos incluyen información sobre el tratamiento y la supervivencia del cáncer de mama temprano, con datos de más de 100.000 mujeres que han participado en los ensayos aleatorios en los últimos 30 años en Estados Unidos.

Para el estudio, los expertos calcularon la ganancia de esperanza de vida de CPM entre los subgrupos de mujeres con diagnóstico reciente de cáncer en una mama a la edad de entre 40 a 60 años, el estado del receptor de estrógeno positivo o negativo y la etapa del cáncer I o II. Entre los resultados, encontraron que la máxima ganancia de esperanza de vida para las mujeres que se sometieron a CPM fue de seis meses en todos los escenarios, incluyendo la edad, el estado del receptor de estrógeno y la etapa de la enfermedad.

Debido a que muchas mujeres son impulsadas por los temores de contraer un segundo cáncer en la mama sana, eligen una doble mastectomía, el tratamiento más agresivo. Este procedimiento es una operación más grande asociado con un periodo de recuperación más largo y potencialmente más complicaciones, por lo que los expertos están preocupados de que algunos pacientes estén siendo sobretratadas con un procedimiento profiláctico.

“Creo que este estudio sobre el modelo de decisión proporcionará a las mujeres que están considerando estas grandes operaciones información más precisa acerca de si CPM va a mejorar su supervivencia”, subrayó Tuttle. Según este científico, con esta herramienta de modelado analítico, las mujeres y los médicos pueden tomar decisiones mejores y más informadas al elegir entre diferentes tratamientos y los resultados pueden ayudar a educar a las mujeres a que la mastectomía contralateral no va a mejorar su tasa de supervivencia si no tienen cáncer de mama hereditario.