Cáncer de próstata.¿Sirve la detección precoz mediante PSA y/o tacto rectal.

En el presente artículo de opinión, el Dr. Juan Gérvas advierte que tanto la detección precoz del cáncer de próstata mediante la determinación en sangre del nivel del PSA como mediante el tacto rectal en varones sin síntomas, son procedimientos inútiles y peligrosos que no añaden años de vida, según ha quedado demostrado en la literatura científica

 

 “Médicos y Pacientes” les ofrece el artículo de opinión del Dr. Juan Gérvas, en el que expone cómo la detección precoz del cáncer de próstata no se traduce en más años de vida, sino en inconvenientes y riesgos para los pacientes.

 

Se viene recomendando “la detección precoz del cáncer de próstata” mediante la determinación en sangre del nivel del PSA y mediante el tacto rectal en varones sin síntomas. Pero ambos procedimientos rutinarios son inútiles, y peligrosos.
Inútiles, porque aumentan el número de casos de cáncer de próstata diagnosticados y tratados, sin disminuir ni la mortalidad por cáncer de próstata ni la mortalidad en general de los varones sometidos a tales técnicas.

La última revisión de este problema, del mes de septiembre de 2010 (en el British Medical Journal), de ensayos clínicos que cubren a casi medio millón de hombres, confirma hallazgos previos que no dejan dudas: la determinación de los niveles en sangre del PSA y el tacto rectal no añaden vida a los pacientes, ni disminuyen la mortalidad por cáncer de próstata, ni disminuyen la mortalidad en general. Los pacientes mueren igual sean o no sometidos al tacto rectal/determinación del PSA.

Ambas determinaciones son peligrosas porque la detección precoz del cáncer de próstata no se acompaña de más vida sino de más inconvenientes graves, como septicemias (por las biopsias) e incontinencia urinaria e impotencia (por el conjunto de intervenciones y operaciones). Así, el diagnóstico precoz de un cáncer conlleva 47 pacientes impotentes/incontinentes.

Es chocante que el diagnóstico precoz no se acompañe de mejores perspectivas de salud, pero en el caso del cáncer de próstata es una constante. Probablemente los cánceres diagnosticados precozmente son indolentes, poco agresivos e incluso puedan no progresar nunca. De hecho, se estima que hasta el 60% de los cánceres de próstata extirpados son de “sobre-diagnóstico”. Es decir, mucho más de la mitad de los cánceres de próstata extirpados no son cánceres o son cánceres que nunca hubieran tenido importancia.

El problema del sobrediagnóstico también afecta a los programas de diagnóstico precoz de cáncer de mama (pero “sólo” en el 30% de los casos).

Se puede aducir “buena intención” en las campañas de diagnóstico precoz, pero bien dice el refrán que “el infierno está lleno de buenas intenciones”.

Incluso a veces parece haber “malicia sanitaria”, como en los comentarios y en un texto sueco sobre el diagnóstico precoz del cáncer de próstata publicado hace unos meses, este mismo año, en Lancet Oncology. Tras 14 años de seguimiento con determinación cada dos años del PSA en varones de 50 a 64 años, se demostró una caída a la mitad de la mortalidad por cáncer de próstata. Esa caída era en realidad del 0,8% al 0,4% (es una reducción a la mitad, pero a la mitad del 0,8%). Es decir, una caída anecdótica pues la mortalidad por cáncer de próstata no afectaba al 99,6% de los varones a los que se les hizo el PSA, frente al 99,2% en los que no se les hizo. Y, como siempre, no hubo cambios en la mortalidad global, de tal modo que los varones morían igual con/sin determinación del PSA. Sin embargo, la conclusión fue que la determinación del PSA “salva vidas”. Absurdo y falso.

Lamentablemente, no añaden vida y si graves problemas tanto la determinación de los niveles de PSA en sangre como el tacto rectal para el diagnóstico precoz del cáncer de próstata. Los pacientes varones sin síntomas se merecen otra atención.

 

Juan Gérvas
Médico general, Equipo CESCA (Madrid)
Profesor Honorario de Salud Pública, Universidad Autónoma de Madrid
jgervasc@meditex.es
www.equipocesca.org

 

La determinación en sangre del nivel del PSA y el tacto rectal son inútiles (y peligrosos) para el paciente sin síntomas en que se quiere hacer el diagnóstico precoz del cáncer de próstata

Madrid, 23 de septiembre 2010 (medicosypacientes.com)