Cáncer y depresión.

 Especialistas comparan los resultados del tratamiento de la depresión frente a la asistencia habitual en pacientes ambulatorios en centros de oncología

Antecedentes

La depresión grave a menudo genera una complicación en las enfermedades, con el consecuente deterioro adicional de la calidad de vida. Nuestro objetivo fue comparar la eficacia de un programa terapéutico integrado para la depresión grave en pacientes con cáncer (tratamiento de la depresión para personas con cáncer) frente a la asistencia habitual.

Métodos

El estudio SMaRT Oncology-2 es un ensayo con grupos paralelos, multicéntrico, aleatorizado y controlado de evaluación de la eficacia. Inscribimos a pacientes con depresión grave procedentes de tres centros oncológicos y sus clínicas asociadas en Escocia (Reino Unido). Los participantes fueron asignados aleatoriamente en una proporción 1:1 a la intervención terapéutica para la depresión en personas con cáncer o a la asistencia habitual, con estratificación (por centro del ensayo), minimización (por edad, cáncer primario y sexo) y ocultación de la asignación. El tratamiento de la depresión en personas con cáncer es una terapia asistencial colaborativa, con múltiples componentes y conforme a un manual, que administra de forma sistemática un equipo de enfermeras y psiquiatras oncológicos en colaboración con los médicos de atención primaria. La asistencia habitual la proporcionan los médicos de atención primaria. Los datos de los resultados se recopilaron hasta la semana 48. El criterio principal de valoración fue la respuesta al tratamiento (≥reducción del 50 % en la puntuación de la SCL-20 [Symptom Checklist Depression Scale], intervalo de 0 a 4) a las 24 semanas. Se ocultó la asignación del tratamiento a los estadísticos del ensayo y el personal encargado de la recogida de datos, pero no se pudo ocultar a los participantes. Los análisis se realizaron por intención de tratar. El estudio está registrado en “Current Controlled Trials” con el número ISRCTN40568538.

Resultados

Entre el 12 de mayo de 2008 y el 13 de mayo de 2011 se inscribieron 500 participantes; 253 fueron asignados aleatoriamente al tratamiento de la depresión para personas con cáncer y 247 a la asistencia habitual. Respondieron al tratamiento 143 (62 %) de los 231 participantes del grupo con tratamiento de la depresión para personas con cáncer y 40 (17 %) de los 231 del grupo que recibió la asistencia habitual: diferencia absoluta del 45 % (IC 95 % 37 – 53), cociente de posibilidades ajustado 8,5 (IC 95 % 5,5 – 13,4), p<0,0001. En comparación con los pacientes del grupo con asistencia habitual, los participantes asignados al programa de tratamiento de la depresión para personas con cáncer también tuvieron un menor grado de depresión, ansiedad, dolor y cansancio; y mejor rendimiento, salud, calidad de vida y calidad percibida del tratamiento de la depresión, en todos los puntos temporales (todos p<0,05). Durante el estudio se produjeron 34 muertes relacionadas con el cáncer (19 en el grupo con tratamiento de la depresión para personas con cáncer y 15 en el grupo con asistencia habitual); un paciente del grupo con tratamiento de la depresión para personas con cáncer fue ingresado en una unidad de psiquiatría y un paciente de este mismo grupo intentó suicidarse. No se consideró que ninguno de estos sucesos estuviera relacionado con los tratamientos o procedimientos del ensayo.

Interpretación

Nuestros resultados sugieren que el tratamiento de la depresión para personas con cáncer es eficaz para la depresión mayor en pacientes oncológicos. Ofrece un modelo terapéutico para la depresión concurrente con otras enfermedades.