Cómo se puede predecir la gravedad de la gripe.

 Hay determinadas características del sistema inmunitario innato que permiten predecir la evolución de una gripe así como si existen motivos para preocuparse por las complicaciones a que puede dar lugar. La probabilidad de padecer una enfermedad más grave o incluso de requerir hospitalización es mayor si los niveles de ciertas citoquinas son más altos. El estudio se ha publicado en la revista American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine.

Investigadores de St. Jude Children’s Research Hospital en Memphis (Tennessee) analizaron la evolución de la enfermedad en 84 pacientes con edades comprendidas entre tres semanas y 71 años durante la temporada gripal de los periodos 2009-10 y 2010-11. 41 participantes tenían menos de 23 meses de edad. Se tomaron muestras de sangre y de la membrana mucosa nasal durante 28 días.

Se comprobó que niveles nasales elevados de MCP-3 e IFNa2 (interferón α 2) así como concentraciones en sangre más altas de IL-10 (interleucina 10) en el momento del diagnóstico eran indicadores de posteriores síntomas de mayor gravedad. Un aumento en los niveles de MCP-3, IL-10 e IL-6 en sangre predecía una posterior hospitalización.

De manera sorprendente, también puso de manifiesto que la respuesta inmunitaria en recién nacidos y lactantes resultó significativamente más intensa que la de los adultos, incluso aunque ambas fueran igualmente eficaces a la hora de eliminar el virus. La respuesta inmunitaria hiperactiva que disminuye con la edad puede ser la razón de que los recién nacidos y los lactantes tiendan a padecer síntomas de la gripe más fuertes, señala el autor del estudio Paul Thomas.

El estudio aún no ha concluido. Para el futuro, los investigadores tienen la intención de analizar muestras de sujetos de otros lugares de Estados Unidos así como de otros países.