Corrección de defectos refractivos: miopía, hipermetropía, astigmatismo. Seguridad aparatos.

 El uso de equipos obsoletos para la corrección de defectos refractivos (miopía, hipermetropía y astigmatismo) reduce la seguridad del paciente y puede resultar en una peor visión y calidad visual, según los expertos reunidos en Barcelona en el Congreso de la Sociedad Española de Cirugía Ocular Implanto Refractiva (SECOIR). “La mayoría de clínicas de prestigio llevan varios años utilizando el láser de femtosegundos para la realización de las cirugías refractivas, ya que es mucho más preciso. Sin embargo, algunos centros todavía emplean técnicas antiguas, que son menos seguras y precisas, ya que hacen cortes mecánicos directamente sobre la córnea”, explica el doctor Laureano Álvarez Rementería, miembro de la junta directiva de SECOIR.

 

Un estudio publicado el pasado mes de noviembre en The Journal of Refractive Surgery concluye que el láser de femtosegundos actúa sobre la córnea de forma más reproducible, precisa y homogénea que los dispositivos mecánicos, lo que se puede traducir en resultados mejores y más fiables.

Los principales riesgos de utilizar equipos antiguos son, según el doctor Álvarez Rementería, una mayor tasa de complicaciones, una menor calidad visual y una reducción en la estabilidad del procedimiento, con una probabilidad superior de aparición de nuevas dioptrías con el paso del tiempo. Por eso, este especialista recomienda preguntar qué tipo de aparato se utiliza en cada procedimiento.

Un estudio publicado en febrero en Journal of Clinical Ophthalmology avala “una gran eficacia, seguridad y estabilidad en los pacientes intervenidos de cirugía refractiva mediante la plataforma Refractive Suite de WaveLight, que incluye un láser de femtosegundos y un láser excímer de última generación. “Esta plataforma, recientemente introducida en España, aporta además una mayor comodidad y rapidez tanto para el paciente como para el cirujano, al estar ergonómicamente muy bien diseñada”, comenta el doctor Álvarez Rementería.

Calidad de las lentes

La corrección de las dioptrías también se puede conseguir con el implante de lentes intraoculares. La elección de dichas lentes resulta muy importante para el resultado de la cirugía, ya que permiten obtener una mayor o menor calidad visual en función del modelo y el diseño. “Los nuevos modelos de lentes intraoculares permiten corregir con una elevada fiabilidad la visión de lejos y de cerca en aquellos pacientes que, además de miopía, hipermetropía o astigmatismo, presenten presbicia o vista cansada”, asegura el doctor Álvarez Rementería.

Se calcula que unos 12 millones de españoles padecen alguno de los tres defectos refractivos del ojo: hipermetropía, miopía o astigmatismo. La cirugía refractiva lleva funcionando 20 años en España y desde entonces la precisión de los equipos ha mejorado cada año.

“Afortunadamente, la evolución de los equipos y técnicas quirúrgicas nos permite evitar problemas asociados a la cirugía refractiva que ocurrían antiguamente, dejando a muchos personas con una visión reducida o de mala calidad. Hoy en día, con el objetivo de ofrecer precios más económicos, nos podemos encontrar con centros que no utilizan tecnología avanzada para la corrección de los defectos refractivos. Nosotros preferimos apostar por la seguridad, la calidad y la precisión a la hora de intervenir a nuestros pacientes”, explica el doctor Álvarez Rementería.