Crisis. Dos años tarde. Nos han engañado (algunos ya lo sabíamos)

El Gobierno bajará un 5% el sueldo de los empleados públicos

En 2011, además, se suspenderá la revalorización de las pensiones y se suprimirá el cheque-bebé

Fecha de publicación: 12 de mayo de 2010

 

El Ejecutivo central rebajará una media del 5% el sueldo de los empleados públicos este año y lo mantendrá congelado en 2011. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció esta medida durante su comparecencia extraordinaria en el Congreso de los Diputados. Además, el próximo año se suspenderá la revalorización de las pensiones -no se actualizarán de acuerdo con el IPC- y se suprimirá el cheque-bebé, la prestación de 2.500 euros por nacimiento.

Estas iniciativas forman parte del paquete de medidas destinadas a cumplir con el compromiso del Gobierno, anunciado el pasado fin de semana en Bruselas, de acelerar la reducción del déficit en un 0,5% del PIB adicional en 2010 y en un 1% en 2011 (5.000 y 10.000 millones de euros, respectivamente). El objetivo final es rebajar el déficit a niveles cercanos al 3% en 2013. Todas las medidas adelantadas por Rodríguez Zapatero se incluirán en un decreto ley que aprobará el Consejo de Ministros la semana que viene.

Con respecto a la reducción del sueldo de los funcionarios, será proporcional a los ingresos, es decir que afectará más a los salarios más altos y también se recortará en un 15% el sueldo de los miembros del Ejecutivo central.

La suspensión de la revalorización de las pensiones excluye las no contributivas y las mínimas

La suspensión de la revalorización de las pensiones excluye las no contributivas y las mínimas. Además, el plan incluye la eliminación del régimen transitorio para la jubilación parcial aprobado en 2007, de manera que sólo podrán acceder a esa modalidad de retiro los mayores de 61 años, que tengan un mínimo 30 años cotizados a la Seguridad Social y al menos 6 años de antigüedad en la empresa, en tanto que sólo se podrá reducir la jornada laboral un 75% como máximo.

Reducción del gasto farmacéutico

Otras iniciativas anunciadas por Rodríguez Zapatero en su comparecencia es la reducción de 6.045 millones de euros en la inversión pública estatal entre 2010 y 2011 y un recorte de 600 millones en la ayuda oficial al desarrollo en el mismo periodo. También se reducirá el gasto farmacéutico con la bajada del precio de medicamentos no genéricos excluidos del sistema de precios de referencia, de manera escalonada, entre un 10 y un 15% -según el año de registro de los medicamentos-. Se prevé que esté disponible la dispensación de los fármacos en unidosis, mediante el fraccionamiento de los envases, de manera que el paciente pueda comprar el número exacto de unidades que necesite.

La ley de dependencia también se verá afectada por los planes de ahorro del Ejecutivo central. De esta manera, se contempla eliminar la retroactividad en la aplicación de la norma, con una modificación en la que se establecerá un tiempo máximo de seis meses para la resolución de las solicitudes. Una vez que entre en vigor la nueva norma se suprimirá el pago de la cantidad pendiente desde que se hizo la petición. Los derechos de retroactividad que ya se hayan generado podrán pagarse en un plazo máximo de cinco años.