Dientes blancos. La caída de pelo (CABELLO) llamada AREATA no relación con los dientes.

Rincón del paciente: Dientes blancos

El sarro es de un color más oscuro que el esmalte de los dientes porque en sus porosidades se retienen partículas de la comida, del tabaco, del té, del café…¡la lista sería interminable!

Todo ello hace de él el principal causante de las manchas ya que su presencia provoca un deterioro visible en la superficie exterior de los dientes. El sarro es un problema de salud bucodental frecuente, que se presenta en el interior de los dientes y la falta de tratamiento puede provocar inflamación y sangrado en las encías, mal aliento, pérdida de piezas dentales e incluso otros problemas de salud.

Su formación se debe a la falta de una higiene bucodental adecuada que permite la acumulación de restos de alimentos y otras partículas como bacterias o las sales minerales de la saliva. Por ello, los colutorios avanzados con su componente antisarro, es decir, el cloruro de zinc, permitirán conservar el blanco natural y la limpieza necesaria, proporcionando durante unas 12 horas, aproximadamente, un aliento fresco. Lo estipulado es el enjuague dos veces al día, pero, yo añado que,…¡es imprescindible consultar al especialista!.

Fuente: Dr. Juan Carlos Moreno
para medicosypacientes.com