El azúcar, malo para casi todo. Además es adictivo.

 

El azúcar influye en el riesgo cardiovascular

  •  

El consumo de azúcar tiene un efecto directo en los factores de riesgo de enfermedad cardíaca, así como en la presión arterial y las grasas en sangre, independientemente de si el sujeto aumenta de peso o no. Es la conclusión de un metaanálisis realizado por investigadores de Nueva Zelanda que incluye casi 50 estudios realizados entre 1965 y 2013. El estudio se presentó en el “American Journal of Clinical Nutrition”.

Científicos de la Universidad de Otago, en Nueva Zelanda, analizaron más detenidamente estudios en los que se utilizaron diferentes cantidades de azúcar con cantidades congruentes de energía total. Hallaron que el azúcar afectaba a los lípidos y la presión arterial. “Esto sugiere que nuestro cuerpo maneja el azúcar de manera diferente a otros tipos de carbohidratos”, afirma la autora principal Lisa Te Morenga.

Según Te Morenga, esta asociación se halló incluso en ensayos de investigación patrocinados por la industria alimenticia, si bien en ellos la asociación era menos acusada.

Aunque todavía sea necesario realizar más estudios sobre los efectos del azúcar en la salud general, nuevamente ha quedado demostrado que no se debe consumir azúcar en cantidades ilimitadas, enfatizó la investigadora.