El día de todas las letras leonesas. Elena Santiago. La tradicional jornada en honor de la literatur

El día de todas las letras leonesas

La tradicional jornada en honor de la literatura provincial del Maristas Champagnat estará el jueves dedicada a todos los autores que han pasado por ella en estos 25 años

 

11/04/2011 e. gancedo | león 

 

 

 

 

 

Aquello que comenzó como una interesante actividad docente en uno de los centros educativos de la capital leonesa fue creciendo poco a poco y acabó convirtiéndose en una cita singular y obligada dentro del calendario cultural de esta tierra. Se trata del Día de las Letras Leonesas que organiza el Colegio Maristas Champagnat, y que lleva ya 25 años rindiendo tributo a nuestros mejores escritores. Por eso, en la edición del 2011, que se celebra este jueves, en vez de honrar a un solo autor se recordará el legado de todos ellos, según han informado fuentes del centro.

Y así, varios de los escritores que fueron estudiados y homenajeados en anteriores ediciones de la jornada acudirán el jueves al colegio. Ya está confirmada la presencia de, en principio, Antonio Colinas, Juan Pedro Aparicio, Concha Casado, Marifé Santiago Bolaños, Ángel Fierro, Agustín Delgado, Fermín Cabal y Gaspar Moisés Gómez.

Como ha venido sucediendo en el resto de ediciones, toda la comunidad educativa y escolar se ha volcado con la cita, y en el salón de actos del colegio se sucederán, a partir de las 09.15 horas, lecturas, representaciones teatrales, exhibición de audiovisuales, declamaciones y actividades de expresión corporal sobre las obras de estos 25 escritores, que han sido preparadas por los alumnos, con la supervisión de sus profesores, durante los meses anteriores.

El Día de las Letras Leonesas, una iniciativa que fue del profesor de Literatura Pedro Riesco, el Hermano Pedro como era conocido por todos, dio comienzo en el año 1987, cuando se estudió, de manera global, la literatura leonesa.

 

La lista completa. Al año siguiente ya se elegía un creador concreto, el poeta Leopoldo Panero. En 1989 se recordó la figura de Antonio González de Lama, y en 1990 visitó el centro Victoriano Crémer. Un año después el homenajeado fue el crítico y escritor Ricardo Gullón y dos después se estudiaría el legado del erudito Padre Isla. En 1993 Antonio Pereira no dudó en aceptar la invitación del centro, como tampoco dudó en 1994 el poeta Antonio Colinas. La narradora Elena Santiago llegaría un año después, y en 1996 los alumnos pasaron horas memorables con Luis Mateo Díez. 1997 fue el año dedicado a Antonio Gamoneda, y 1998, la edición pensada para Julio Llamazares. José María Merino acudiría en 1999; en el 2000, Juan Pedro Aparicio; en el 2001 Eugenio de Nora y un año después Raúl Guerra Garrido. En el 2003 se tuvo la feliz idea de reconocer a un ya anciano Ramón Carnicer y en el 2004 la elegida fue Concha Casado. Juan Carlos Mestre acudió en el 2005, y el poeta Agustín Delgado en el 2006. Para el 2007 fue distinguida Marifé Santiago Bolaños, y un año después, Gaspar Moisés Gómez. El dramaturgo Fermín Cabal llegó en el 2009 y el 2010 se dedicó al poeta y novelista Ángel Fierro.

La idea siempre ha sido que los alumnos conozcan la gran riqueza, variedad, importancia y cantidad de la literatura leonesa no sólo a través de un trabajo creativo con los textos sino gracias también al contacto directo con el escritor, cuando ello es posible