El fumador pasivo. Muerte en el fumador pasivo.

Cada año siguen muriendo más de 3.000 personas por respirar el humo de otros

Para la Sociedad Española de Medicina y Seguridad del Trabajo, es lamentable que a estas alturas se siga debatiendo si la exposición de los trabajadores y de la población general a un cancerígeno conocido y demostrado, como es el humo del tabaco, requiere o no de medidas de prevención

 

Ante las noticias que están apareciendo estos días en los medios de comunicación y las declaraciones de miembros de la Administración, sobre la posible modificación de la Ley 28/2005, de medidas sanitarias frente al tabaquismo, en el sentido de regular el consumo de tabaco en los espacios públicos, concretamente en los destinados a la hostelería, ocio y restauración, la Sociedad Española de Medicina y Seguridad del Trabajo (SEMST), manifiesta su “total apoyo a dicha iniciativa”.

Reconocen que esta Ley ha supuesto un “grandísimo avance” pero que requiere “una urgente ampliación, en aspectos tan cruciales como la protección de los ciudadanos frente al aire contaminado por humo del tabaco” que contiene 50 sustancias cancerígenas y al que sigue expuesta todavía la mayor parte de la población.

Ya no basta hablar, recuerdan, de las más de 50.000 personas que cada año mueren en nuestro país a causa del tabaquismo, sino que hay que hablar también de las 3.200 personas que fallecen cada año en España sin ser fumadoras y que fallecen a causa de la exposición al humo de tabaco. Esta cifra de 3.200 muertes al año “es superior a la producida por los accidentes de tráfico”.

Según destaca esta sociedad, “es lamentable que a estas alturas estemos debatiendo si la exposición de los trabajadores a un cancerígeno conocido, como es el humo del tabaco, requiera o no de su prevención”.

Por todo ello la SEMST ha enviado una carta a la ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, y a diversos miembros del Gobierno, para reclamar “la prohibición absoluta del consumo de tabaco en espacios cerrados, donde exista riesgo de exposición al humo de aquellos trabajadores que desarrollen sus funciones en este entorno laboral”.

Enlaces relacionados:

Madrid, 28 de octubre 2009 (medicosypacientes.com)