El Lasér debe ser aplicado por médicos

La Sociedad Española de Medicina Estética (SEME) ha advertido a los consumidores de la importancia de que el tratamiento con láser médico sea aplicado por profesionales médicos ya que el láser es una técnica de gran potencia que si no tiene una aplicación correcta puede provocar quemaduras en la piel. Este tipo de tratamiento se ha convertido en la depilación estrella ya que permite la desaparición del vello de forma definitiva y sin que la piel sufra. La eficacia de su resultado unido al hecho de que cada vez se aplica en más centros, no siempre especializados y a precios más asequibles, ha llevado a que dos de cada diez mujeres recurran a esta técnica como método de depilación.

Por ello, y ante la creciente demanda de las consultas para someterse a este tipo de tratamientos, expertos de la SEME señalan que es fundamental que el paciente acuda a un profesional médico y que conozca en todo momento en qué consiste la técnica que se le va a aplicar. Además, es importante que el especialista haga un historial médico del paciente para prever reacciones adversas o resultados no deseados. El usuario debe acudir siempre a un centro regulado donde el personal empleado tenga la situación y cualificación adecuada, que disponga de un seguro de responsabilidad civil y cuyos tratamientos se apliquen con productos autorizados. Un láser mal aplicado puede tener graves consecuencias como quemaduras en la piel.

Si los láseres son de baja potencia serán ineficaces. Para ser resolutivos han de ser de alta potencia y por esa misma razón, deberían ser utilizados por un médico ya que éste podrá resolver un efecto secundario si se produce. Lógicamente al ser más potentes tienen más riesgos, aunque bien utilizados ofrecen resultados espectaculares.

Además, la SEME recuerda a los usuarios que no es recomendable someterse a esta técnica si se van a exponer al sol en el plazo de un mes ya que el láser sobre las pieles bronceadas puede provocar quemaduras en la piel.

.