El verano y el sol. Las gafas de sol. Daños oculares.

El Colegio Nacional de Ópticos-Optometristas de España (CNOO) ha alertado de que una de cada tres gafas de sol vendidas en España no supera los controles sanitarios necesarios. Asimismo, los especialistas recuerdan que una elevada exposición a la radiación ultravioleta incrementa el riesgo de alteraciones oculares severas, como conjuntivitis, queratitis, procesos degenerativos, cataratas, retinopatías e, incluso, lesiones cutáneas

Madrid, 14 de junio de 2010 (medicosypacientes)

Las gafas de sol no adquiridas en un establecimiento sanitario de óptica pueden dañar gravemente la visión ya que, según ha alertado el Colegio Nacional de Ópticos-Optometristas de España (CNOO), quien recuerda que sólo el asesoramiento de un especialista garantiza la adquisición de unas gafas que protejan el ojo.

Al respecto, el presidente del Consejo General de Colegios de Ópticos-Optometristas y decano del CNOO, Juan Carlos Martínez Moral, ha advertido de que “una de cada tres gafas de sol vendidas en España no supera los controles sanitarios necesarios, a pesar de que pueden dañar severamente la visión”.

Asimismo, recuerdan que una elevada exposición de la población española a la radiación ultravioleta incrementa el riesgo de alteraciones oculares severas, como conjuntivitis, queratitis, procesos degenerativos, cataratas, retinopatías e, incluso, lesiones cutáneas, que pueden provocar a largo plazo cáncer en la piel de los párpados.

Por tanto, señalan que la adquisición de las gafas de sol en un establecimiento sanitario de óptica “es una garantía de que las lentes cumplen todos los parámetros de seguridad y calidad”. Además, el asesoramiento de un profesional garantiza que proporcionen una protección personalizada en función de las necesidades, actividades cotidianas y de ocio o estilo de vida.

No obstante, a la hora de acudir a un centro especializado recuerdan que cada persona tiene una sensibilidad distinta a la luz, por lo que el óptico-optometrista recomendará el tipo de lente adecuado atendiendo a la categoría del filtro solar.

Además, el óptico-optometrista debe ofrecer otras opciones, como las lentes polarizadas, cuyo tratamiento elimina los reflejos horizontales que pueden llegarnos del agua o el asfalto, evitando el deslumbramiento; las lentes fotocromáticas, que se oscurecen en presencia de luz y se aclaran en la oscuridad, y los lentes espejados, especialmente recomendables para deportes náuticos y ambientes deslumbrantes.