Estornudos. Algo más que una gracia escandalosa.