Estrés y embarazo: mayor dificultad.

 

Las mujeres que sufren estrés tienen dificultad para quedarse embarazadas

  • APA
Aparentemente, el estrés influye en gran medida en la fertilidad de las mujeres. De acuerdo con diversos investigadores estadounidenses, las probabilidades de quedarse embarazada descienden al menos un tercio en el caso de mujeres que sufren estrés, al tiempo que el riesgo de esterilidad aumenta significativamente. El estudio se publicó en Human Reproduction.

Diversos científicos pertenecientes a la Universidad estatal de Ohio realizaron un estudio a largo plazo con 501 mujeres estadounidenses de edades comprendidas entre 18 y 40 que no habían tenido problemas de fertilidad anteriormente y que estaban intentando quedarse embarazadas. Los investigadores realizaron un seguimiento de las mujeres durante 12 meses o hasta que se quedaron embarazadas. Se tomaron muestras de saliva periódicas y se comprobaron los niveles de los biomarcadores de estrés, la enzima alfa-amilasa y el cortisol.

Se constató que las mujeres con niveles elevados de alfa-amilasa presentaban un 29% menos de posibilidades de quedarse embarazadas que las mujeres con niveles más bajos. Las participantes que sufrían estrés mostraban el doble de probabilidades de encajar con la definición clínica de esterilidad: no quedarse embarazada después de 12 meses de relaciones sexuales frecuentes sin protección.

Los autores del estudio recomiendan el uso de técnicas de reducción del estrés, como el yoga o la meditación, a mujeres que tienen dificultades para quedarse embarazadas. No obstante, las parejas con problemas de fertilidad no deben autoinculparse, ya que el estrés no es el único factor ni el más importante que influye en la capacidad de una mujer para quedarse embarazada.