Fumar provoca un mayor deterioro de la piel fotoprotegida: envejecimiento.

(Arch Dermatol)

Un nuevo estudio sobre la relación entre el envejecimiento y el consumo de tabaco, realizado por un equipo de la Universidad de Michigan (Estados Unidos), sugiere que fumar provoca un mayor grado de deterioro en áreas de la piel no expuestas normalmente a la luz del sol, como el interior de la parte superior del brazo.

Durante el estudio se examinó piel protegida de la luz solar, descubriendo que el número de cigarrillos fumados por día y el número de años que la persona ha fumado se relacionan con el nivel de daño cutáneo.

Para el estudio, que se publica en “Archives of Dermatology”, se aplicó durante un período de un año una escala fotonumérica de 9 puntos para medir el grado de envejecimiento de la piel de los pacientes.

Las personas participantes eran fumadoras en la actualidad o lo habían sido en el pasado durante una media de 24 años. En general, entre los participantes que tenían más de 45 años, el grado de envejecimiento de la piel fue significativamente más elevado entre los fumadores que entre los no fumadores.