Jóvenes, alcohol tabaco y drogas. Botellón.

 

Encuesta sobre el uso de drogas en Enseñanzas Secundarias

  • Elsevier
  •  
El alcohol se mantiene como la sustancia más consumida entre los jóvenes.

Más del 50% de los jóvenes menores de 18 años admite que llega a su casa tras salir el fin de semana más tarde de las 2 de la madrugada y un 23,5% lo hace entre las 4 de la madrugada y las 8 de la mañana, lo que se relaciona con un incremento del riesgo del consumo de drogas. Además, el 44,4% de los estudiantes que consumen cánnabis repite curso, frente al 29,1% de los estudiantes que repiten y que no consumen esta droga.

 

Así lo indica la Encuesta sobre el Uso de Drogas en Enseñanzas Secundarias elaborada por la Agencia Antidroga de la Comunidad de Madrid, y en la que han participado 3.250 estudiantes madrileños entre 14 y 18 años de 81 centros.

 

Una de las novedades del estudio ha consistido en el análisis de los horarios de ocio nocturno en menores de entre 14 y 18 años. En este sentido, más del 30% afirma que salen de una a tres noches al mes, un 15% sostiene que una vez a la semana, otro 15% dos noches a la semana y casi un 10% tres o más noches a la semana.

 

Además, un 25% de los encuestados afirma que sus padres no saben dónde están ni con quién salen por la noche y el 60% considera que no recibe normas claras sobre lo que puede o no puede hacer fuera de casa. El estudio remarca que los consumidores de sustancias ilegales presentan una mayor frecuencia de salidas nocturnas y suelen regresar más tarde a su domicilio.

 

Otra de las conclusiones es que el alcohol se mantiene como la sustancia más consumida entre los jóvenes, dado que el 72,1% afirma haber consumido bebidas alcohólicas en los últimos 30 días, un porcentaje que entre las mujeres es mayor (73,5%) que en entre los hombres (70,6%).

 

En este sentido, la directora gerente de la Agencia Antidroga, Almudena Pérez, ha recalcado que, pese a que el porcentaje de la Comunidad es inferior a la media nacional, el consumo de alcohol ha experimentado un aumento de casi 20 puntos en la región desde 2006.

 

Asimismo, Pérez ha expuesto que las borracheras se han reducido respecto a la última encuesta (2010) del 35,3% al 29,1%, aunque es superior a los niveles de 2006, cuando la proporción era del 25,7%.

 

Los jóvenes consumen preferentemente copas (56,5%) y cervezas (46,6%) y adquieren principalmente alcohol en supermercados (64,4%) y en bares (48,6%). En su mayoría lo ingieren en espacios abiertos (64,8%), en bares (55,8%), en domicilios de otros (51%) y en discotecas (43,2%).

 

Tras el alcohol, el tabaco se sitúa en segundo lugar de prevalencia entre los jóvenes con un 31,3% (tasa por encima de la media nacional), seguido del cánnabis con el 16,9 por ciento, los hipnosedantes (antidepresivos o ansiolíticos) con el 7,3%, la cocaína (1,6%), los alucinógenos (1,3%) y el éxtasis (1%).

 

Respecto a las drogas ilegales consumidas alguna vez entre los estudiantes entre 14 y 18 años, el cánnabis se coloca en primer lugar, seguida de la cocaína y los alucinógenos. Destacan en cuarto lugar las ‘setas mágicas’, con el 3,3%, y el ‘spice’, con el 1,3%.

 

En el caso del cánnabis, los jóvenes varones de 18 años admiten que su consumo alcanza casi el 30% y un 20,3% admite que ha consumido alcohol y cánnabis de forma conjunta los últimos 12 meses. La encuesta también remarca que el porcentaje de los que pasan curso y fuman esta sustancia es del 55,6%, frente al 70,9% respecto a los que no fuman.