Las personas enferman y sufren, y al sufrir enferman. Estrés y enfermedad: caída de pelo.

Las personas enferman y sufren, y al sufrir enferman. Somos un ente complicado, al que debemos querer y cuidar desde la perspectiva de que somos mente (y espíritu, acercándonos a la acepción que cada cual quiera con respecto a ello) y cuerpo. En constante contacto e interacción. Inseparables:¡malo si se separan¡¡¡
Dr. Pablo García Fernández.

“La inmunidad presenta un problema no sólo biológico y fisicoquímico sino también psicológico. En general, no tenemos suficientemente en cuenta el papel que desempeña el sistema nervioso ni tampoco el de la acción psíquica sobre la vida del organismo. Y, a pesar de ello, es incontestable que el debilitamiento de las fuerzas psíquicas no sólo es consecuencia, sino también la causa de diversas afecciones. Es lamentable que, en este aspecto, el estudio del organismo se encuentre tan atrasado. El papel de las fuerzas psíquicas y su influencia sobre la vida del cuerpo son muy grandes, incomparablemente más grandes de lo que se piensa. Todos los órganos: el corazón, los pulmones, los intestinos, las glándulas de secreción interna, se encuentren estrechamente unidos al sistema nervioso. Esta es la razón de que el estado psíquico del paciente, en todas las enfermedades, tenga tanta importancia. Conociendo todo esto, debemos comprender que en la lucha contra las enfermedades, es tan necesario actuar sobre el psiquismo como prescribir medicaciones”

Metal´nikov[8]