Llega el otoño, llega la caída…

No es un tópico. Ciertamente el pelo cae más en ésta época. Los cambios hormonales, el poco cuidado que se ha tenido durante el verano, otra rutina, diferente alimentación… Todo va a influir. Especialmente en aquellos que ya presentaban algún tipo de problema en su cuero cabelludo.

Por ello debemos estar vigilantes, alerta. Si cae más de lo debido, si se alarga mucho en el tiempo esa caída… Hacerle frente. Valorar (y que mejor que un especialista médico) si es normal y estacional, o si existe algún problema subyacente que va a provocar perdida de densidad.

En medicina lo más importante es la prevención.