Lotería de Navidad: cómo rentabilizar un décimo premiado II

Lotería de Navidad: cómo rentabilizar un décimo premiado

Los 300.000 euros del boleto ganador del sorteo de Navidad pueden revalorizarse en más de un 5% con la elección de la inversión más adecuada

Depósitos

Otra opción conservadora, pero también atractiva, es la contratación de un depósito. Su ventaja radica en la fuerte competencia que tienen los bancos y cajas de ahorro para lanzar estos productos, que se ha plasmado en una oferta cada vez más agresiva. Pueden alcanzar una rentabilidad incluso del 6%, pero hay que tener ciertas precauciones en el momento de su contratación, ya que la gran mayoría de las rentabilidades anunciadas son únicamente para un período determinado (generalmente en torno a un mes), o hay que asociarlo a otros productos de que disponga el banco o la caja de ahorros: plan de pensiones, domiciliación de la nómina… Si el titular del décimo premiado se decanta por esta alternativa, las posibilidades pasan por varias modalidades que aplican las entidades financieras a este producto.

  • Depósitos de Bienvenida. Ofrecen entre el 3% y 6% de rentabilidad, destinados a nuevos clientes a condición de que pueda estar depositado durante un mes. Cuando el plazo es más amplio, esta rentabilidad se extiende durante el período ofertado.

  • Depósitos a medida. Brindan beneficios de entre el 1,5% y el 3%, con la posibilidad de elegir el plazo.

  • Depósitos tradicionales.“DepósitoFuturo”, de Caja Duero y Caja España, tiene una rentabilidad del 5% a un plazo de seis meses; “Depósito Creciente” de Sa Nostra, brinda un 3,5% a 18 meses; “Depósito Naranja ING”, a tres meses, concede un 3% de interés; “Depósito Anticipación’ de Caja Vital” tiene la misma rentabilidad a dos años; “Depósito Gasol” a 12 meses, del Banco Popular, da un 3,7%; “Depósito Super Combinado’ de Openbank, un 3,0%, y el “Depósito Naranja CAI” da el mismo interés, a tres meses.

  • Para buscar mayor rentabilidad también se pueden suscribir depósitos contratados en otras divisas (dólar o libra esterlina), aunque en este caso la inversión estará condicionado por la evolución de la divisa contratada.

Los premiados con el “gordo” que se decanten por esta fórmula podrán ampliar a su capital entre 4.500 y 10.000 euros anuales, en función del producto contratado, que puede elevarse hasta 16.000 euros en los casos de los depósitos condicionados. Estas inversiones son una forma de tener a salvo y de forma tranquila durante un año el importe del premio, aunque sin las revalorizaciones que se pueden obtener a través de otros productos financieros. Pero es fundamental tener en consideración cuál será la ganancia real que se obtendrá con esta inversión una vez deducido el IPC (Índice de Precios de Consumo), indicador real que dará la pauta de la verdadera rentabilidad de la inversión.