Pelo y nutrición. caída de pelo: calvicie (alopecia)

 PELO Y NUTRICIÓN. Caída de pelo: calvicie (alopecia)  (I)

La alimentación, como no podría ser de otra manera, es esencial para la subsistencia y para el adecuado mantenimiento y funcionamiento del organismo.

En parte somos lo que comemos y cómo lo hacemos. Cada persona es diferente, y tiene sus propias características, pero existen muchos elementos que son comunes a todos. Con la alimentación pasa lo mismo.

Comer en exceso, o bien menos de lo debido, o inadecuadamente por el tipo de alimentos consumidos o por su cantidad y proporciones, puede acarrear problemas, de salud general o bien en órganos determinados.

Es cierto que una alimentación adecuada y equilibrada aporta, en principio, todo lo que el organismo puede necesitar. Pero en momentos de crisis, ya sea general, o en alguna zona del cuerpo, puede ser necesario el aporte de sustancias más indicadas, especificas, y en mayor cantidad.

La piel y el pelo necesitan cuidados, y se resienten ante una mala alimentación.

Las vitaminas, oligoelementos, aminoácidos…pueden añadirse a una dieta adecuada, como es la Dieta Mediterránea.

Dejar muy claro que los elementos “nutritivos” en los tratamientos de la caída, son una ayuda, un complemento. Nunca unas vitaminas han impedido la caída y tampoco  hacen que salga el pelo. Hay mucha fantasía, y a veces mucha falsedad en estos temas. Si existe una causa para la caída, o se trata ésta, o por mucha vitamina que se de va a seguir su proceso.

Sobre la perdida de cabello y sus tratamientos circulan muchas falsas leyendas y mucho interés comercial.

Lo primero: acudir a un médico especialista en el tema. NO a centros capilares, no a lugares sin cualificación ni preparación…en los que se ofrecen resultados “mágicos” con tratamientos que no tienen base científica alguna. Es un derecho la información, pero también un deber informarse adecuadamente.

Una Dieta Mediterránea aporta todo lo necesario para el bienestar de piel y pelo, pero si alguna enfermedad altera su vida y su salud, se puede aportar suplementos, junto al tratamiento médico indicado.

La Dieta Mediterránea se caracteriza por la abundancia de alimentos vegetales.  El pan, la pasta y el arroz mejor integrales. También abundantes verduras, hortalizas, legumbres, fruta y frutos secos (unas nueces todos los días, van muy bien). El aceite de oliva que de tan buena calidad es en España. Consumir pescado (añadir pescado azul, muy importante), marisco, aves de corral (el pollo, pavo, conejo…tienen menos grasa), productos lácteos mejor desnatados (yogur, quesos) y huevos.

Se puede sin abusar, cada cierto tiempo, tomar carne roja.

 De vino 1-2 copas al día, tinto lo mejor.

No copas ni orujos.

¡No tabaco¡

 

En próximos artículos seguiremos informando de todo lo referente al pelo, la caída, la calvicie…Especialmente en lo referido a la nutrición.

 

Dr. Pablo García Fernández.

www.clínicamedicacapilar.com

Tlfn. 987 226567