Perder pelo. Alopecia (caída de pelo): tipos. Calvicie.

Tipos de alopecia

La alopecia androgenética es la causa de la mayoría de casos de calvicie femenina, pero no la única. A continuación se detallan los diversos tipos de este trastorno:

  • Alopecia Androgenética. Es la producida por la actuación de los andrógenos, las hormonas masculinas. El patrón de alopecia femenino es diferente al del varón, y se denomina patrón “difuso o de corona”. Los cabellos de la primera línea se mantienen siempre normales, no hay entradas como ocurre en el caso de los hombres. Sin embargo, se cae todo el cabello que puebla la línea central del cuero cabelludo, aunque rara vez aparece una calvicie.
  • Alopecia Areata: Se caracteriza por la pérdida del cabello en parches en una o varias zonas del cuero cabelludo, cabellos rotos que se desprenden muy fácilmente. Los factores que están asociados con su desarrollo son el perfil genético, la hipersensibilidad caracterizada por una tendencia familiar o el estrés emocional. La alopecia areata tiene un desarrollo impredecible y, en ocasiones, el cabello vuelve a crecer en un período de semanas, mientras que en otros casos la enfermedad progresa y se produce una pérdida total de cabello.
  • Alopecia Difusa (Efluvio Telogénico): Este tipo de alopecia se origina cuando un gran número de folículos pilosos entran en la fase de felógeno (fase de caída del cabello) en forma sincronizada. El resultado suele ser el aclaramiento difuso del cabello en el cuero cabelludo. La causa se desconoce, pero puede iniciarse después de un suceso o un parto estresante. Normalmente remite una vez que han sido eliminadas las causas que la produjeron.

En el primer caso, la predisposición genética es la causante de la dolencia y es difícil revertirla. Por el contrario, en el segundo caso, mandan otros factores relacionados con la dieta (falta de nutrientes, como proteínas, ácidos grasos o ferritina), una enfermedad grave o efectos secundarios de ciertos medicamentos. Basta eliminar la causa primaria para que el pelo vuelva a crecer.

No obstante, son muchas las mujeres que tratan de solucionar el problema por sí solas, sin hallar solución. Tratamientos farmacéuticos a base de vitaminas o cosméticos son los más utilizados. Hay que tener en cuenta que hay tantos tratamientos como tipos de alopecia, de modo que es el dermatólogo es quien mejor puede asesorar sobre la terapia más adecuada para cada paciente.