Perder Pelo: Fármacos para la alopecia (CALVICIE) que disminuyen el deseo sexual

SOBRE EL ARTÍCULO QUE SIGUE:

DE VEZ EN CUANDO TE SORPRENDE QUE APAREZCA ÉSTA NOTICIA COMO NOVEDOSA. DECIR QUE YA ESTABA MÁS QUE CONFIRMADO ÉSTE TEMA, COMO BIEN EXPLICA LA DRA. GUERRA.

 

Fármacos para la alopecia que disminuyen el deseo sexual

13 de Enero de 2011

Laura Tardón, elmundo.es

Se confirma. El fármaco para tratar la alopecia masculina, finasterida, podría producir “efectos adversos significativos en la salud sexual de algunos individuos”. Así lo advierte un estudio publicado en Journal of Sexual Medicine.

Como explica a ELMUNDO.es la doctora Aurora Guerra, jefa de sección de Dermatología del Hospital 12 de Octubre (Madrid), “nunca hemos dado demasiada importancia a este hecho, ya que es poco frecuente y, en caso de aparecer, es reversible”. Según añade, por su parte, la farmacéutica Merck, fabricante del medicamento, “los efectos secundarios sexuales se producen en menos del 2% de los hombres que toman el fármaco”.

En estos casos, y dado que estos tratamientos son de larga duración, señala la dermatóloga, “se pacta con el paciente. Normalmente, se espera un tiempo porque estos problemas suelen desaparecer incluso tomando el fármaco. Otros pacientes prefieren suspender el tratamiento”. Si se interrumpe, hay algunas alternativas que se pueden valorar, como minoxidil. “También es eficaz, pero no sirve para los mismos casos porque su mecanismo de acción es distinto”. La doctora Guerra lo explica así: “Minoxidil promueve el crecimiento de la papila del folículo, es decir, fortalece el pelo. Lo que hace finasterida es evitar que las hormonas masculinas (testosterona) lleguen a la raíz del pelo, que son las que hacen daño”.

También hay otras soluciones tópicas con extractos antiandrogénicos (‘Serenoa repens’) que, como subraya la experta, son menos eficaces.

De cualquier forma, recalca Manuel Lucas, presidente de la Sociedad Española de Intervención en Sexología y miembro de la Academia Internacional de Sexología Médica, “si un hombre está tomando, por la causa que sea, antiandrégenos, tiene que asumir que se puede producir una disminución del deseo sexual.

Otros fármacos en investigación

La investigación del ‘Journal of Sexual Medicine’ apunta a otros medicamentos en proceso de investigación, como la dutasterida, cuyo mecanismo de acción es el mismo que finasterida, es decir, “inhibe la enzima 5-alfa-reductasa”.

Sin embargo, el análisis de varios estudios clínicos ha mostrado que dutasterida podría causar pérdida de la libido, disfunción eréctil, problemas eyaculatorios y una potencial depresión en algunos hombres.

Los autores del estudio encontraron, además, otros efectos secundarios derivados de finasterida: la ginecomastia (agrandamiento de las glándulas mamarias en el hombre) y la depresión. Y advierten que “sería necesario desarrollar más estudios para confirmarlos y determinar la razón por la cual persisten en algunos individuos. Estos medicamentos, explica el doctor Lucas, “reducen la testosterona y a veces, en casos excepcionales, promueve el aumento de la prolactina, cuyos niveles están relacionados con la ginecomastia”.

Dados los resultados, según la agencia Europa Press, los científicos estadounidenses recomiendan a los médicos que “establezcan una discusión abierta con los pacientes para informarles antes de recetar el fármaco. En este sentido, destaca Aurora Guerra, “siempre valoramos todas las opciones con el paciente, para que él escoja la que más le compense”.