Pérdida de cabello. ¿Soluciones infalibles?

La pérdida de cabello va en aumento y comienza a hacerse notoria en edades tempranas. Muchos hombres, y cada vez más mujeres, se ven afectados por la alopecia. La mayoría de las personas que padecen esta situación son presas de una gran angustia y buscan la solución idónea para revertirla. Aprovechando esta problemática, se anuncian infinidad de productos y servicios que aseguran ser el remedio infalible ‘anticaída’. Sin embargo, tan solo unos pocos han sido clínicamente probados y sirven para detener el proceso hacia la calvicie. No enfrentamos a un mundo publicitario de falsedades…

Cada día se pierde un pequeño porcentaje de pelos (entre 50 y 150), y estos son reemplazados por el nuevo cabello que comienza a crecer. En este caso se trata de un proceso fisiológico, natural.  Si considera que se le cae pelo en exceso o ve su cabello cada vez más fino es conveniente que consulte a un médico especialista para que analice el motivo de la caída y establezca la mejor forma de solucionar su problema.
 
Lamentablemente existen muchas circunstancias, enfermedades y malos hábitos que pueden hacer que su pelo se caiga. Una lista de motivos muy extensa, cuya causa más frecuente es la denominada popularmente calvicie común (androgenética o hereditaria); y entre otras se encuentran: comer inadecuadamente (regímenes y adelgazamientos rápidos y no controlados médicamente…), infecciones, fiebre muy alta, algunos fármacos y tratamientos médicos, problemas de tiroides, anemia, estrés, quimioterapia, posparto, etc.


La calvicie común en el hombre:
Las hormonas masculinas (andrógenos) son las responsables de la caída de pelo en personas genéticamente predispuestas a ello. En las regiones posterior y lateral de la cabeza este fenómeno no sucede, ya que no se encuentran influenciadas por la acción de estas hormonas. Por eso es de estas zonas de donde se extraen las raíces para el trasplante capilar.

Aunque exista una predisposición hereditaria, esto no impide que los tratamientos médicos actuales puedan detener y revertir la caída del pelo si se aplican a tiempo y adecuadamente.
Lamentablemente las personas afectadas no consultan al médico y realizan tratamientos sin fundamento científico que llevan al fracaso en la lucha por conservar el pelo, y con ello a la falsa creencia de que nada se puede hacer en contra de la alopecia.

La caída de pelo en la mujer:

Al igual que los hombres, las mujeres con predisposición genética pueden tener caída de pelo como respuesta a las hormonas: alopecia androgenética femenina. Su pérdida es más difusa que en el hombre. El pelo resulta cada vez más difícil de peinar, se vuelve más fino y corto, y comienza a trasparentar el cuero cabelludo. Lo primero que detectan en muchas ocasiones es que la raya del peinado se va haciendo más ancha.
En algunas mujeres aparecen asociados acné y vello en la cara u otras partes del cuerpo, lo que hace el proceso aún menos llevadero. Otra causa frecuente de caída de pelo en las mujeres es el posparto.

 

 Algunos falsos mitos en relación con el cabello son:
“Lavarte el pelo todos los días produce pérdida de cabello”: Es completamente falso. El cuero cabelludo debe lavarse con la frecuencia que este precise para estar limpio.
“La grasa hace caer el pelo”: Totalmente falso. No se ha comprobado que exista ninguna relación entre ambos factores.
“El pelo largo se cae más “: No tiene nada que ver el largo del pelo con la caída. Eso sí, cuanto más largo más sufre al ser peinado y ante otros estímulos y manipulaciones exteriores.

Son muchos los tratamientos médicos que existen para la caída del cabello y cada vez son más los avances científicos en este campo, facilitando tratar las enfermedades y problemas que aparecen en el cuero cabelludo. El médico especialista puede realizar microinjertos: trasplante de pelo (existen diferentes técnicas, que se adecuan a las necesidades de cada paciente). Se injerta pelo natural de uno mismo, y que no acaba cayendo con el paso del tiempo.

Dr. Pablo García Fernández