Píldora anticoncepción de urgencia. !Píldora del día después”

 

Paloma Lobo, miembro de la junta directiva de la Sociedad Española de Contracepción y del Consorcio Internacional de Contracepción de Urgencia

“La causa más frecuente por la que se utiliza la ‘píldora del día después’ es un fallo con el método habitual”

  • Autor: Por CLARA BASSI
  • Fecha de publicación: 11 de junio de 2013
  
Paloma Lobo es ginecóloga del Servicio de Ginecología del Hospital Infanta Sofía, de San Sebastián de los Reyes (Madrid).

La píldora de anticoncepción de urgencia (PAU), más conocida como “píldora del día después”, ha gozado en los últimos años de cierta mala prensa, cuando los medios de comunicación se han hecho eco de que un alto porcentaje de jóvenes la ha utilizado de manera inadecuada y de que es un método con importantes efectos secundarios. Sin embargo, el reciente estudio “Percepción de la Mujer sobre la Píldora Anticonceptiva de Urgencia” ha evidenciado lo contrario: el 76% de las mujeres cree que es una opción responsable para prevenir el embarazo y la mayoría la usa cuando se ha olvidado tomar la píldora o cuando un preservativo se rompe. La encuesta también ha destapado que solo una de cada cuatro mujeres en riesgo de embarazo ha recurrido a la PAU, lo que significa que se ha empleado menos de lo que se debería, según explica en esta entrevista Paloma Lobo, ginecóloga del Servicio de Ginecología del Hospital Infanta Sofía, de San Sebastián de los Reyes (Madrid), miembro de la junta directiva de la Sociedad Española de Contracepción y del Consorcio Internacional de Anticoncepción de Urgencia, con motivo de la presentación del informe.

A raíz del estudio sobre la Píldora Anticonceptiva de Urgencia (PAU), ¿cuál es la percepción que tienen las mujeres españolas de esta opción contraceptiva?

La opinión mayoritaria es que un 76% considera que es una opción responsable y es bueno tomarla. El 84% tiene una percepción positiva de esta píldora, ya que la ve como un gran avance, y el 76% la estima como otra opción para prevenir el embarazo no deseado.

Sin embargo, la PAU ha tenido muy mala prensa, porque a menudo se ha dicho que las mujeres jóvenes la emplean demasiado. ¿Qué hay de cierto en eso?

“El 76% de las mujeres considera la píldora de anticoncepción de urgencia como una opción responsable para prevenir el embarazo no deseado”

En efecto, se trata de mala prensa. Pero una cosa es lo que han podido transmitir los medios y otra los datos de esta amplia encuesta que representa a las mujeres de la sociedad española. Los datos señalan que se hace un uso responsable de la PAU ya que, en un momento determinado, ante un encuentro sexual sin protección, el 34% dijo tener riesgo de embarazo, pero solo el 26% recurrió a la anticoncepción de urgencias. Esto quiere decir lo contrario: hay quienes, después de mantener relaciones sexuales no protegidas, no la usan. Por este estudio sabemos que la PAU se utiliza menos de lo que se debiera.

¿Quizás existe una percepción de riesgo inferior al real de quedarse embarazada?

Sí, muchas mujeres en situación de riesgo no emplean la PAU porque no interpretan que están en peligro. Además, la causa más frecuente por la que sí se usa es porque se han producido fallos con su opción habitual. De hecho, son la mayoría.

Entonces, ¿la mujer española a menudo no es consciente de su riesgo real de embarazo?

No es consciente o no lo piensa. Otro aspecto importante que se asegura en la encuesta es que las mujeres necesitan más información contrastada, frente a la que les llega desde los medios de comunicación, porque tiene mala prensa y no siempre se transmiten mensajes científicos. Por ello, hay una parte que no sabe cómo es la anticoncepción de urgencias ni percibe la situación de riesgo. Se quejan de falta de información y piden que se la den médicos u otros profesionales sanitarios, como enfermeras, ginecólogos o médicos de familia. Con la información adecuada, se puede elegir si se recurre a esta opción o no.

Entonces, ¿los médicos y otros profesionales no informan de la PAU?

“El 84% de las mujeres tiene una percepción positiva de la píldora anticonceptiva de urgencia”

Sí, pero hace falta más. Otro dato importante que ha revelado esta encuesta es que las mujeres, además de que les informemos de la PAU, quieren tener un acceso fácil a la píldora: no quieren que se la prescribamos, quieren acceder a ella de manera fácil en la farmacia. Es importante aconsejar sobre la anticoncepción, informar sobre la manera más óptima para cada etapa de la mujer y, si con estos datos se produce un fallo o un accidente, hay que explicarles que hay una segunda opción. Tenemos que hablar de ello y también de su provisión por adelantado.

¿A qué se refiere?

Cuanto antes se aplique, más eficaz es. Esto es muy importante. Se tendría que poder comprar en las farmacias y tener en casa, es decir, que existiera la libre prescripción de la píldora levonogestrel, sin tener que ir a la consulta del ginecólogo.

Otra de las críticas que se hacía es que hay mujeres, sobre todo jóvenes, que ya la han utilizado varias veces.

“La PAU es una segunda opción, cuando el primer anticonceptivo ha fallado”

Los datos de la encuesta señalan que la mayoría de las que recurre a la anticoncepción de urgencia la usa, por norma general, por primera vez. En los últimos años, el 43% aseguraba que no la había utilizado y un 57% decía que sí la había tomado por primera vez. Entre las que contestaban de modo afirmativo, en general, salía una media de empleo de 1,8 veces, lo que no supone un promedio de uso elevado. Un porcentaje de mujeres decía que este método de urgencia es menos eficaz respecto a la regular y que era más caro. Según este planteamiento, no ofrecería ninguna ventaja, no aportaría beneficio. Otro aspecto destacable es que quien ha usado la PAU en el último año lo ha hecho por un problema con su procedimiento habitual. No tiene nada de particular que, dentro de la vida normal, falle un anticonceptivo.

¿Quiénes la usan más?

No tenemos los datos analizados por distintos grupos de edad, pero la media de uso es de 23 años, por lo que se deduce que la utilizan las más jóvenes. Pero es lógico, porque las mujeres mayores recurren a más opciones y tienen menos fallos.

También se ha criticado a la PAU por su mecanismo de acción y sus efectos secundarios.

El mecanismo de acción de esta píldora es seguro y, desde el punto de vista sanitario, no tiene efectos secundarios graves y se debe utilizar como lo que es: un método para un accidente, no es para largo plazo. La PAU es una segunda opción, cuando el primero ha fallado. Hay que dejar claro que lo único que hace es retrasar la ovulación y lo que se ha dicho al respecto es extracientífico.

Entonces, ¿las españolas hacen un uso adecuado de la píldora?

En cualquier caso, no se ha hecho un abuso, sino un buen uso. Un aspecto importante que hay que tener en cuenta de la encuesta es qué se hace después de haber recurrido a la píldora. Y, lo que sucede, es que se cambia de comportamiento. Muchas pasaron a ser más cuidadosas y, tras el accidente con su procedimiento habitual, si vieron que no era tan seguro o menos eficaz de lo que pensaban, cambiaron. Por lo tanto, la píldora de anticoncepción de urgencia no fomenta el sexo inseguro, sino todo lo contrario. Cuando una mujer cree que su método no es seguro, porque olvida con frecuencia tomar una píldora (un anticonceptivo oral), decide consultar a su ginecólogo y cambiar a otro que le resulte más seguro, cómodo y fácil de cumplir, entonces no se puede afirmar, en absoluto, que la PAU lleva a una actividad sexual de más riesgo o a bajar la guardia.

Mujer y píldora anticonceptiva de urgencia

El estudio “Percepción de la Mujer sobre la Píldora Anticonceptiva de Urgencia” es una investigación europea en la que han participado más de 11.000 voluntarias en edad fértil y sexualmente activas de cinco países (Francia, Italia, Gran Bretaña, Alemania y España) y que ha sido realizada por Bva Healthcare (Instituto Internacional de Investigación de Mercado y Opinión), con la colaboración de la compañía farmacéutica HRA Pharma.

Según este trabajo, sobre el que aún se analizan datos, el 26% de las encuestadas (una de cada cuatro en riesgo de embarazo) había recurrido a la anticoncepción de urgencia en el último año, cuando, en realidad, el 34% había vivido situaciones de riesgo de embarazo. A menudo, se infraestima este riesgo, y esta es la principal causa (en un 63%) de que la píldora de urgencia no se utilice siempre que es necesaria, destaca Paloma Lobo.

Asimismo, el 86% pide que desaparezca el tabú y la culpabilidad que rodea al uso de esta píldora y el 92% (una de cada nueve) reclama más información y una mayor implicación de los profesionales de la salud en su transmisión; se espera de los farmacéuticos que les informen, cuando surge la urgencia, y de los médicos que lo hagan desde el punto de vista preventivo. Las que la utilizaron dijeron también que para ellas había sido fácil obtenerla en la farmacia sin prescripción médica