Píldora anticonceptiva. La mayoría disminuyen la caída de pelo.

Según las últimas conclusiones del IV Congreso de Ginecología y Obstreticia la píldora anticonceptiva además de ser uno de los métodos anticonceptivo más seguros y fiables contribuye también a la regulación del ciclo menstrual, reduce su duración y cantidad, alivia el dolor y mantiene el bienestar físico y emocional de la mujer

Madrid, 11 de mayo de 2010 (medicosypacientes.com)
 

España es el país europeo donde menos se toma la píldora anticonceptiva, ya que sólo el 18 por ciento de las españolas en edad fértil la toma. Así se ha dado a conocer en el IV Congreso de Ginecología y Obstreticia de Aragón, que se ha celebrado en Zaragoza y en el que más de 200 especialistas han debatido sobre los beneficios de este fármaco.

Según se puso de manifiesto en el congreso, la píldora anticonceptiva se elaboró por primera vez en Estados Unidos en el año 1961 y desde entonces “además de ser uno de los métodos más seguros y fiables está entre los más estudiados y experimentados”. De hecho, en este tiempo ha evolucionado para adaptarse a las necesidades y requerimientos de la mujer, indican.

Por ello, para la doctora Esther de la Viuda, la píldora ya no es sólo un anticonceptivo, sino que contribuye también a la regulación del ciclo menstrual, reduce su duración y cantidad, alivia el dolor y mantiene el bienestar físico y emocional de la mujer.

Un estudio realizado en Reino Unido asegura que su ingesta alarga la vida de las mujeres y aminora el riesgo de cáncer, según los resultados del seguimiento a 46.000 mujeres durante casi 40 años. Asimismo, “muchos más estudios han constatado también que la píldora reduce el riesgo de cáncer de ovario hasta 30 años después de haberla tomado y lo mismo sucede con el de endometrio” apunta el doctor José Vicente González.

Sin embargo, en España sólo la toma una de cada cinco mujeres en estado fértil. “Otros métodos como el anillo vaginal o el parche anticonceptivo tampoco tienen alta aceptación, sumándolos a la píldora se llega a un escaso 23 por ciento”, indica el doctor González, para advertir de que “es un fármaco que no va ligado a la edad, sólo está unido a la necesidad, a que una mujer no desee quedarse embarazada”.

Sobre los peligros, los especialistas aseguran que son “escasos, los propios de cualquier fármaco”. El efecto secundario más llamativo aparece al combinar píldora, edad avanzada y tabaco, y puede provocar, principalmente por el consumo de tabaco, trombos.