Prescripción del ejercicio físico, la mejor receta para la salud.

Prescripción del ejercicio físico, la mejor receta para la salud


Si se pudieran eliminar los principales factores de riesgo causantes de las enfermedades crónicas, se podría llegar a prevenir el 80 por ciento de todos los casos de cardiopatía, de accidentes cerebro-vasculares y diabetes tipo 2; así como el 40 por ciento de todos los casos de cáncer. Uno de los principales pasos a dar, al respecto, es la promoción de la actividad física, y una buena forma de hacerlo es, a través, de la prescripción como mejor receta para la salud. Esto es lo que se persigue con acciones como el V Máster de Ciencias Médicas Aplicadas a la Actividad Física, cuya finalidad es preparar a fondo a personal sanitario y de educación física para impulsar la mejora de la salud a través del deporte

Madrid, 14 de febrero 2009 (medicosypacientes.com)

Ejercicio físico

Según estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS),de los 64 millones de personas que morirán en 2015, la causa del fallecimiento de 41 millones serán las enfermedades crónicas. Entre los principales factores de riesgo de las enfermedades crónicas se encuentran una alimentación inadecuada, el consumo del tabaco y la inactividad física. Si se pudieran eliminar estos principales factores de riesgo, se podría prevenir el 80 por ciento de todos los casos de cardiopatía, accidentes cerebro-vasculares y diabetes tipo 2; así como el 40 por ciento de todos los casos de cáncer. Precisamente, patologías como la diabetes, la hipertensión, las enfermedades cardiovasculares o el síndrome metabólico van a arrastrar el 80 por ciento del gasto sanitario en los próximos 10 años.

En estudios efectuados en Inglaterra y Suiza, respectivamente, se cuantifica entre 150-300 euros por ciudadano/año el coste derivado de la inactividad física. Por ejemplo, el estudio suizo estima que el ahorro que podría suponer un incremento de la práctica física de la población puede llegar a ser de unos 1.7 billones de euros para el país.

De ahí que en el siglo XXI, las políticas comunitarias destinadas a promover el ejercicio físico representan una verdadera prioridad, una inversión social rentable y necesaria. Precisamente, España figura como uno de los países donde menos actividad física se practica, según constata un estudio realizado en 15 países europeos. Para luchar contra la epidemia de sedentarismo y la consecuente obesidad se creó, en 2005, la Estrategia Naos (Estrategia para la Nutrición, Actividad Física y Prevención de la Obesidad) desde el Ministerio de Sanidad y Consumo, a través de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN), con el objetivo de sensibilizar a la población del problema que la obesidad representa para la salud, y de impulsar todas las iniciativas que contribuyan a lograr que los ciudadanos, y especialmente los niños y los jóvenes, adopten hábitos de vida saludables, principalmente a través de una alimentación saludable y de la práctica regular de actividad física.

Como reza la Estrategia, “Nunca es tarde para empezar a hacer actividad física. Resulta esencial que se elija el tipo de actividad que más se adapte a las preferencias y habilidades de cada uno, en cada etapa de su vida”.

Es por ello que una de las acciones fundamentales es la promoción de la actividad física. A nivel autonómico han surgido planes para el fomento de la actividad física como en Cataluña, con la implantación del programa PASS (Plan Integral para la promoción de la salud mediante actividad física y alimentación saludable), basado en espíritu y contenido en la Guía de Prescripción del Ejercicio Físico para la Salud (Guía PEFs).

Según explica al respecto el doctor González Peris, del Hospital de Sant Pau i Santa Tecla de Tarragona, “en Cataluña conseguimos ponernos de acuerdo médicos, enfermeras y licenciados en educación física en cómo utilizar el ejercicio físico como tratamiento de patologías, cuyos resultados fueron plasmado en la citada guía, que ha resultado ser un compendio de 40 pautas médicas para el tratamiento de patologías mediante actividad física”.

Prescripción del ejercicio físico

Los expertos distinguen claramente entre la prescripción de ejercicio físico con la recomendación de este tipo de actividades. “La prescripción –explica el doctor González Peris- persigue adaptar el tipo de ejercicio físico que le conviene a una persona en función de sus características y limitaciones individuales, de igual manera que se le adjudica una medicación para su patología específica, con el objetivo de mejorar la salud y la forma física”.

Para poder realizar una adecuada prescripción de ejercicio físico, además de una correcta evaluación funcional y determinación de los condicionantes patológicos individuales, se requiere importantes conocimientos técnicos junto al trabajo coordinado y multidisciplinar entre todos los profesionales implicados.

Precisamente, eso es lo que persigue el V Máster de Ciencias Médicas aplicadas a la actividad física, en el que se apuesta por una formación integral y reglada de todos los profesionales relacionados con la mejora de salud a través del ejercicio físico. Dicha actividad pretende dar respuesta, según sus organizadores, a un vacío social en este terreno y a la vez complementar la formación de los profesionales relacionados con el ejercicio físico y con la salud.

La calidad de la formación viene avalada por la participación en el profesorado de los máximos exponentes científicos en relación con la prescripción de ejercicio físico saludable, la mayoría de ellos partícipes en la elaboración de la propia Guía PEFs. Dicho Máster Universitario está organizado por la Facultad de Medicina de la Universidad de Lérida, en colaboración con el Instituto Nacional de Educación Física de Cataluña y la Facultad de Ciencias de la Salud.

Según ha explicado el doctor González Peris, también coordinador del Máster, el hecho de hacer prescripción de ejercicio como una herramienta terapéutica es precisamente lo que distingue esta actividad formativa de otras, al ser el primera que se realiza con estas características.

Los Equipos de Atención Primaria como diana

Dentro del ámbito sanitario, son los profesionales integrados en los Equipos de Atención Primaria, tanto médicos como personal de enfermería, los que mayormente tienen que estar concienciados y empezar a plantearse el ejercicio físico como un fármaco más. Esto significa, como subraya el doctor González Peris, que “tendrían que recetárselo a todos los pacientes que pasan por la consulta”.

No obstante, no siempre la acción puede partir del médico de cabecera sino que en otras ocasiones se requiere la intervención de otro tipo de especialistas como traumatólogos, reumatólogos o especialistas en Medicina del Deporte, en función de la complejidad del caso que presenta un paciente determinado.

Tampoco se puede olvidar el personal especializado en educación física, una vez que el paciente abandona el entorno sanitario. A juicio del doctor González Peris, esto hace pensar en una formación conjunta “para que cuando el paciente acude a las instalaciones deportivas su tratamiento tenga una continuidad, a partir de los condicionantes que establezcan los médicos”.

Asociaciones de pacientes, clave

Este especialista no se olvida de otra pieza clave en este engranaje como son las Asociaciones de pacientes con el fin de concienciar a todo aquel implicado en la mejora de la salud de la población. “Las Asociaciones de Pacientes –como asegura- pueden jugar un papel clave en torno a la temática que estamos abordando, sobre todo en patologías concretas como la fibromialgia, la hipertensión, la diabetes”. Afortunadamente, como concluye el doctor González Peris, “ya se ha empezado a tomar conciencia de todo esto”.

Más información: