Salud: verdad o mentira. Pelo (cabello), lavado frecuente y caída.

Cuestiones de Salud, ¿Verdadero o Falso?

En una sociedad, donde todo el mundo parece entender de Medicina, existen falsos mitos entorno a la salud que se han difundido por “el boca a boca” o de fuentes no fidedignas hasta llegar a consolidarse como verdades absolutas. Sin embargo, muchas de ellas son falsas

Madrid, 2 de mayo 2009 (medicosypacientes.com)

Es malo lavar el pelo a diario.                                                                                                                     FALSO

El pelo debe lavarse tantas veces como sea necesario para que esté limpio. Lo importante es usar el champú adecuado a cada situación.

 

Beber agua con la comida engorda
FALSO

El agua no tiene calorías ya que no tiene ningún nutriente y, por tanto, no engorda. Cuando en las dietas se aconseja beber dos litros de agua es porque ésta ayuda a eliminar líquidos. Otras veces se recomienda beber agua antes de las comidas con el objetivo de llenar el estómago y tener menos apetito. Asimismo el agua con gas y las infusiones aportan también 0 calorías.

Los ejercicios abdominales reducen cintura
FALSO

Las flexiones aumentan la fuerza de los músculos abdominales pero su efecto sobre la grasa de la tripa es muy limitado. La única manera de reducir verdaderamente barriga es realizando un ejercicio aeróbico que acelere el metabolismo y nos permita gastar calorías más rápidamente.

Las mujeres tienen menos riesgos a sufrir un infarto que los hombres
VERDADERO

El hombre presenta una mayor incidencia en el padecimiento de enfermedades cardiovasculares, aunque cada vez más, esta patología afecta a más mujeres. Esto se debe a que los estrógenos naturales de la mujer la protegen de sufrir antes este tipo de patologías. Existen diferencias en el desarrollo de las enfermedades cardiovasculares entre ambos sexos. El riesgo en la mujer se sitúa a partir de los 45 años, es decir, entre 5 a 10 años después que en el hombre.

El tratamiento para reducir el colesterol es para toda la vida
VERDADERO

El tratamiento para combatir un índice alto de colesterol “malo” (LDL) es crónico. La mayoría de los pacientes cuando consiguen reducirlo, abandona la terapia, con lo cual, al poco tiempo, sus índices de colesterol volverán a subir. Existen dos tipos de colesterol el LDL, llamado “colesterol malo”, que aunque depende del individuo, se debe situar por debajo de 100-130 mg/dl y el HDL o “colesterol bueno” que previene de enfermedades como la arteriosclerosis ya que extrae el colesterol malo de las paredes arteriales y que debe ser superior a 35 mg/dl.

Sólo puedes padecer un Herpes Zóster si has tenido varicela

VERDADERO

El Herpes Zóster también denominado culebrilla es una enfermedad viral ocasionada por el virus de la varicela-zóster, perteneciente a la familia de los herpes. Se trata del mismo virus que produce la varicela. Para que aparezca un Herpes Zóster hemos debido tener antes varicela. Esto es debido a que el virus de la varicela puede quedar latente en las células de ciertas raíces nerviosas y activarse años después originándose el Herpes Zóster.

Tomar leche contra las intoxicaciones de productos de limpieza
VERDADERO

Si un niño o por error alguien ha ingerido lejía, se debe tomar leche para contrarestar los efectos tóxicos de esta sustancia. Se debe dar poco a poco sin provocar el vómito. Con otros productos de limpieza, primero se dará una cucharada de aceite y luego, poco a poco, leche (sin provocar el vómito). Para asegurarnos de nuestra actuación llamar al Centro Nacional de Toxicología o acudir al servicio de urgencias médicas.

Los ojos claros son más propensos a padecer conjuntivitis
FALSO

El color de los ojos no predispone a tener un mayor riesgo a padecer conjuntivitis. Esta patología es una inflamación de la conjuntiva, membrana transparente que contiene vasos sanguíneos y que recubre toda la parte anterior del globo ocular exceptuando la córnea. Las causas de la conjuntivitis pueden ser múltiples: infecciones, alergias, respuestas inmunológicas, agresiones por agentes físicos o químicos (sal, cloro…). Asimismo, su tratamiento y recuperación dependerá de la causa que la provoca. Las hay víricas, las más habituales, y bacterianas, más lentas de curar.

Si quiere conocer la veracidad sobre algunas cuestiones de salud, puede enviarnos sus dudas a Médicos y Pacientes e intentaremos aclararlas en futuras ediciones de “Cuestiones de Salud, ¿Verdadero o Falso?”.

Enlaces relacionados: