Sanidad rechaza el copago ya que “perjudicaría a los más desfavorecidos” aunque admite que “lo están