Sexualidad: relaciones íntimas sin estrés. Eyaculación precoz.

Ana Puigvert, presidenta de la Asociación Española de Andrología, Medicina Sexual y Reproductiva: “Hay que aprender a despojarse del estrés en las relaciones íntimas”

 La eyaculación precoz genera más insatisfacción en la mujer que en el hombre, según confirman los datos recogidos en la segunda fase del primer estudio demográfico español sobre eyaculación precoz (DEEP). En los últimos años, los españoles han perdido de manera progresiva el pudor en la consulta y son más frecuentes las preguntas relacionadas con la sexualidad, pero todavía hay que progresar. Ana Puigvert es la primera mujer que preside la Asociación Española de Andrología, Medicina Sexual y Reproductiva (ASESA). Desde su experiencia, recuerda que este tema no es nada frívolo y asegura que la esfera sexual “es parte de nuestro organismo y la característica de una buena calidad de vida”.

  • Autor: Por JORDI MONTANER
  • Fecha de publicación: 13 de abril de 2010

¿Sus pacientes pasan vergüenza en la consulta?

Al contrario. Muchos creen que por ser mujer puedo entender mejor qué les ocurre.

Cuando en una relación surgen problemas sexuales, ¿quién acude a la consulta?

“La eyaculación precoz puede ocurrir a cualquier edad, de forma esporádica o recurrente”

En casos de eyaculación precoz, la mujer anima a menudo al hombre para que acuda a la consulta e, incluso, se presta a acompañarle. No obstante, muchos vienen solos. Algunos han fracasado en una relación y tienen miedo de volver a fracasar con una nueva pareja, aunque la mayoría no tiene el mismo problema con otra mujer.

Entonces, para una vida sexual plena, ¿hay que buscar a la compañera idónea?

La solución a la eyaculación precoz no pasa por tener muchas compañeras, sino por conseguir una relación confiada y relajada, sin angustias. Desde el aspecto biológico, las mujeres son diferentes, más competitivas. Buscan el mejor portador de cromosomas, uno en particular.

Pero el problema de la eyaculación no sólo afecta al hombre.

No, incluso muchas mujeres sufren por este trastorno más que en caso de impotencia o disfunción eréctil, porque les genera una gran frustración.

¿Qué preocupa más a los hombres: la impotencia o la eyaculación precoz?

Con la irrupción del sildenafilo (Viagra®) para la impotencia hubo una avalancha de consultas a los despachos de andrología que no se ha repetido con el primer medicamento contra la eyaculación precoz, la apoxetina (Priligy®). No obstante, creo que esa tendencia puede variar y que, en buena medida, será gracias a la presión de las mujeres. Así por lo menos lo atestiguan los resultados preliminares del primer estudio demográfico español sobre eyaculación precoz, DEEP.

¿Cuál es el origen de la eyaculación precoz?

Se debe a múltiples factores, tanto psicológicos como fisiológicos. Puede ocurrir a cualquier edad, de forma esporádica o recurrente. En el diagnóstico, los médicos tenemos en cuenta tres factores: falta de control sobre la eyaculación, tiempo de eyaculación coital muy corto y sensación de angustia. Sin embargo, los resultados del DEEP señalan que un 87% de las mujeres encuestadas opina que todo es cuestión de control.

¿Se equivocan?

“No hay que frustrar las relaciones sexuales por un problema que tiene solución”

En los casos de fimosis, sí. Es un defecto en el epitelio que recubre el glande y que puede ocasionar que el paciente eyacule muy deprisa. Se soluciona con una simple operación. También hay alteraciones tiroideas e infecciones e inflamaciones de la próstata que, una vez diagnosticadas y tratadas, acaban con la eyaculación precoz. Además, destacan los problemas derivados de la gestión de los neurotransmisores y los problemas neurobiológicos, cuyo funcionamiento es muy sofisticado y muy sensible a los estados de ánimo.

¿Cómo influyen estos últimos?

Un hombre intima con alguien que acaba de conocer. Está nervioso por las consecuencias de su primera relación sexual y este nerviosismo puede afectar a su control, si bien en relaciones posteriores estará más relajado y es probable que no le ocurra lo mismo.

¿Y si la situación se repite?

El tratamiento médico se orienta a pacientes que eyaculan precozmente de manera persistente, sin solución de continuidad. Nuestra consulta, en consecuencia, tiene más de consejo que de receta médica. Explicamos a nuestros pacientes, y a las parejas que acuden con ellos, la naturaleza de lo sucedido y las diferentes formas de solucionarlo. Por este motivo, queremos abrir el tema a toda la sociedad y propiciar que nadie frustre sus relaciones sexuales por un problema de salud que tiene solución.

¿Hay un perfil definido de hombres afectados?

No hay fenotipos definidos, pero en general son personas hiperactivas que hacen todo de manera muy rápida, también en su sexualidad.

¿La eyaculación precoz rompe relaciones de pareja?

Más que la disfunción eréctil.

Esta posibilidad generará estrés en los afectados.

“La crisis económica genera estrés que se refleja en las relaciones sexuales”

Hay que aprender a despojarse del estrés en las relaciones íntimas. Sabemos que la crisis económica genera nerviosismo en muchos hombres y esto se refleja también en las relaciones sexuales. El estrés puede afectar a la esfera sexual en todos los parámetros: problemas de erección, de deseo sexual y de eyaculación precoz. Todo por culpa de la ansiedad.

¿Disfunción eréctil y eyaculación precoz pueden desarrollarse a la vez?

Sí, aunque el eyaculador precoz no siempre padece problemas de erección. Nuestros pacientes tienen buena rigidez, pero al iniciar la actividad sexual no pueden controlar la eyaculación. Incluso eyaculan antes de la penetración, al recibir un estímulo sexual incontrolable.

¿Se ha analizado cómo afecta la eyaculación precoz a las parejas homosexuales?

Éste será el próximo paso en el DEEP. Pensamos que de la encuesta a la población homosexual surgirán informaciones muy útiles para comprender ese trastorno.

DEEP

El primer estudio demográfico español sobre eyaculación precoz concluye que es el trastorno sexual más frecuente entre los hombres, pero que sólo el 38% son conscientes de que lo sufren. Las mujeres que comparten relaciones sexuales con ellos, además, se muestran un 35% más insatisfechas que el resto. Y otro dato revelador: una de cada tres mujeres se siente desmotivada en su vida sexual. Ana Puigvert recuerda que el 20% de los hombres entrevistados en la primera encuesta “afirmó que las relaciones sexuales no son importantes en su vida” y que dos de cada cinco españoles sufren eyaculación precoz. El problema, poco a poco, desgasta su vida sexual y la de sus parejas. Desde la Asociación Española de Andrología, Medicina Sexual y Reproductiva (ASESA) se insiste en que un primer paso para resolver estos problemas de salud es acudir a la consulta del especialista.