Tipos de alopecia (caída de pelo o cabello)

Tipos de alopecia

La alopecia androgenética es la causa de la mayoría de casos de calvicie femenina, pero no la única, como indica Emma Hermida, quien realiza una clasificación de los diversos tipos de este trastorno:

  • Alopecia Androgenética: Es la producida por la actuación de los andrógenos, las hormonas masculinas. El patrón de alopecia femenino es diferente al del varón, y se denomina patrón “difuso o de corona”. Los cabellos de la primera línea se mantienen siempre normales, no hay entradas como ocurre en el caso de los hombres. Sin embargo, se cae todo el cabello que puebla la línea central del cuero cabelludo, aunque rara vez aparece una calvicie.
  • Alopecia Areata: Se caracteriza por la pérdida del cabello en parches en una o varias zonas del cuero cabelludo, cabellos rotos que se desprenden muy fácilmente. Los factores que están asociados con su desarrollo son el perfil genético, la hipersensibilidad caracterizada por una tendencia familiar o el estrés emocional. La alopecia areata tiene un desarrollo impredecible; en ocasiones, el cabello vuelve a crecer en un período de semanas, mientras que en otros casos la enfermedad progresa y se produce una pérdida total de cabello.
  • Alopecia Difusa (Efluvio Telogénico): Este tipo de alopecia se origina cuando un gran número de folículos pilosos entran en la fase de felógeno (fase de caída del cabello) en forma sincronizada. El resultado suele ser el aclaramiento difuso del cabello en el cuero cabelludo. La causa del efluvio telogénico se desconoce, pero puede iniciarse después de un suceso o un parto estresante. Normalmente remite una vez que han sido eliminadas las causas que la produjeron.

La calvicie puede provocar en la mujer una baja autoestima e inseguridad y, en casos extremos, abocar a la enferma a una depresión

Responda a unos u otros factores, lo cierto es que entre las mujeres la pérdida de cabello se convierte en un problema que sobrepasa la barrera de lo estético y puede llegar a provocar graves trastornos psicológicos, como señalan los expertos del gabinete madrileño Psicólogos Sm. Los psicólogos aseguran que la caída de cabello afecta a la mujer de manera mucho más acusada que al hombre, entre otras cosas debido a “las diferencias de aceptación social de este problema respecto a uno y otro sexo”. Y, además de otras complicaciones, la calvicie puede provocar en la mujer una baja autoestima e inseguridad y, en casos extremos, abocar a la enferma a una depresión. “La mujer con alopecia no se siente a gusto consigo misma. No le gusta su aspecto, por lo que puede sufrir irritabilidad, aislamiento, y dejar de querer salir a la calle para evitar que la vea la gente”, señalan los psicólogos. La buena noticia es que es posible combatir la caída del cabello y que, además del apoyo psicológico que pueda necesitar cada paciente aquejada de alopecia, existen tratamientos médicos o quirúrgicos que pueden terminar con este problema.