Tratamientos caída de pelo (cabello)

Soluciones

Volver a lucir una buena cabellera puede lograrse si se sigue un tratamiento adecuado, dirigido por médicos especialistas. Para ello es imprescindible que se realice un diagnóstico correcto del tipo de problema capilar que presenta la paciente para poder proporcionarle un tratamiento adecuado; asimismo es necesario realizar un historial y una exploración completa. Este tratamiento médico de las alopecias androgenéticas en la mujer se suele basar en:

  • Higiene capilar personalizada para cada tipo de problema. Ayuda a corregir las disfunciones del cuero cabelludo y restablecer el correcto funcionamiento de la papila dérmica.
  • Minoxidil: Se trata de un fármaco de aplicación tópica, que sólo debe utilizarse bajo la prescripción de un dermatólogo.
  • Progestágenos antiandrógenos: Bajo control médico y ginecológico, pueden tomarse combinados con estrógenos, frenan la acción periférica de la testosterona a nivel folicular, mejoran la calidad del cabello y disminuyen la seborrea.
  • Vitaminas, minerales y aminoácidos: indicados como suplemento cuando se sospecha déficit de alguna sustancia nutritiva necesaria para el metabolismo capilar.
  • Infiltraciones: www.clinicamedicacapilar.com

Pero, además, la clave para evitar la caída del cabello es la prevención. Es importante acudir a un médico especialista al primer síntoma, ya que ellos realizarán un análisis minucioso del cabello y cuero cabelludo para averiguar las causas y “atacar a la raíz del problema”, un estudio que incluirá el tipo y la duración de la caída de los cabellos, indicaciones sobre las enfermedades generales, la ingestión de medicamentos, así como los antecedentes familiares. En los casos de alopecia en sus comienzos se deben realizar tratamientos de estimulación del folículo piloso que actuarán sobre los factores desencadenantes que facilitan el desarrollo del cabello. El tratamiento deberá reducir la secreción sebácea, reducir la descamación y la secreción sudoral, así como aumentar el aporte de nutrientes y reactivar la circulación sanguínea. Cuando la mujer afectada presenta un caso de alopecia irreversible la solución está en el transplante, indica el doctor Romero Nieto. Se trata de “una simple intervención de microcirugía que consiste en la extracción de pelo propio de la parte posterior de la cabeza y se reubica en las áreas despobladas”. Los expertos aseguran que tras esta operación los cabellos transplantados ya no vuelven a caer y crecen de forma normal, por lo que se pueden lavar, cortar, teñir y peinar. “Es una manera segura y eficaz para lograr la recuperación del cabello en zonas de calvicie irreversible”, concluye.