Ultimos avances científicos.

De forma lenta pero constante aparecen nuevos tratamientos para la caída del cabello. El que no sean definitivos no quiere decir que no sean importantes.

En relidad, debo decir, en el sentido estricto de la palabra, que los médicos apenas curamos nada . En todo caso los cirujanos son en muchas ocasiones más resolutivos y determinantes .

Son numerosas las enfermedades en las que únicamente conseguimos una mayor calidad de vida para el paciente. Mantenemos “cercada” la dolencia, pero no conseguimos su completa desaparición. Y esto ocurre en el cuero cabelludo…pero también en otros muchos apartados, que sin embargo no son vistos con tanto escepticismo como se ven los tratamientos para la caída.

Bien es cierto que es uno de los campos donde más “intrusísmo” existe. Tratamientos mágicos e imposibles, en los que caen los incautos, siendo esquilmados y engañados por tanto “Centro…” sin acreditar, sin médicos, sin control sanitario ni alta institucional.

Siempre digo que es un derecho, paro también un DEBER, el informarse adecuadamente. Mire  siempre que sea un médico el que le diga qué es lo que ocurre, y el que le ponga un tratamiento “de verdad”.

Un médico puede no tener la solución adecuada en un mometo determinado, pero siempre actuará como un profesional serio, buscando el interés mutuo, que no es otro que ayudar va su paciente. Al conseguirlo todos ganamos.