Vacunas. ¡Pobres niños¡¡¡

La vacunación mundial contra enfermedades mortales alcanzó un récord en 2008, aunque aun deja a millones de niños fuera

Aumentar textoDisminuir texto
Imprimir noticiaEnviar a un amigo

Según este informe de la OMS, los años pasados fueron vacunados 106 millones de bebés menores de 1 año, mientras que se obtuvo un récord de 120 vacunas contra dolencias como sarampión, gripe y meningitis y un virus ligado al cáncer. Los expertos consideran que estos datos revelan un panorama del éxito de la vacunación, que ha triplicado el mercado mundial de las vacunas a 17.000 millones de dólares en ocho años

 

Los esfuerzos mundiales por inmunizar a los niños contra enfermedades mortales alcanzaron un récord el año pasado, pero hay millones de niños que siguen sin protección en los países más pobres del mundo, según un informe conjunto realizado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), Naciones Unidas y el Banco Mundial.

Según este informe, los años pasado fueron vacunados 106 millones de bebés menores de 1 año, mientras que se obtuvo un récord de 120 vacunas contra dolencias como sarampión, gripe y meningitis y un virus ligado al cáncer.

Los expertos consideran que estos datos revelan un panorama del éxito de la vacunación, que ha triplicado el mercado mundial de las vacunas a 17.000 millones de dólares en ocho años y avivó el esfuerzo por desarrollar inyecciones contra el sida, la malaria, la tuberculosis y la fiebre del dengue. Asimismo, el informe destaca el esfuerzo por fabricar una vacuna contra el virus de la gripe H1N1, declarada pandemia por la OMS en junio.

La inmunización, que registró una tendencia negativa hasta el 2000, ha cobrado impulso en los últimos años en parte gracias a la financiación conjunta de la OMS, el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), el Banco Mundial y la Fundación Bill & Melinda Gates. Esta sociedad, conocida como Alianza GAVI, también incluye a fabricantes de medicamentos como GlaxoSmithKline Plc, Novartis AG, Crucell NV, Merck & Co. Inc., Sanofi Pasteur y Wyeth.

Como resultado de los esfuerzos recientes, las vacunas ahora alcanzan a más de 200 millones de niños en países en vías de desarrollo. Pero el informe también reconoce significativos contratiempos en la campaña de inmunización, destacando que 24 millones de niños -casi el 20 por ciento de los ue nacen por año- no recibieron las vacunas correspondientes al primer año de vida que son comunes en los países más ricos.

Los niños que no obtuvieron este tratamiento viven generalmente en áreas rurales remotas, entornos urbanos empobrecidos, estados frágiles o regiones afectadas por la guerra, sobre todo en Africa y Asia.

Iniciativa importante

El informe también recoge que en las áreas de difícil acceso se ha lanzado una iniciativa importante para vacunar a los niños.

Así, estima que se necesitaría una inversión adicional de 1.000 millones de dólares para garantizar que las vacunas nuevas y las ya existentes lleguen a todos los chicos de los 72 países más pobres del mundo, donde las enfermedades prevenibles provocan la mayor cantidad de muertes.

La creciente demanda de inmunización ha sido de gran ayuda para los fabricantes en el mundo en desarrollo, que ahora satisfacen el 86 por ciento de la demanda global de vacunas tradicionales contra enfermedades como el sarampión, el tétanos y la difteria.

Pero los llamados países de ingresos medios no son receptores de la asistencia financiera de la Alianza GAVI, pese a que muchos de sus habitantes viven con menos de dos dólares diarios. Esto dificulta el acceso de los países de ingresos medios a nuevas vacunas, como por ejemplo las que combaten o previenen la enfermedad neumocócica, la diarrea por rotavirus y el virus del papiloma humano (VPH) que puede causar cáncer de cuello de útero y pene, entre otros.

“Incluso a precios muy reducidos, el costo de las nuevas vacunas (…) es individualmente mucho más alto que el costo de todas las otras vacunas tradicionales juntas”, señaló el reporte.

Con todo, el informe indica que la inmunización es en parte responsable de la primera reducción anual documentada en las muertes infantiles, que cayeron a menos de 10 millones.

El agua potable y las mejores condiciones de sanidad y servicios médicos fueron los otros factores que contribuyeron a esta caída histórica.

El reporte también señaló que las campañas de inmunización ayudaron a lograr una disminución del 74 por ciento en las muertes mundiales por sarampión entre el 2000 y el 2007.

Enlaces relacionados:

Madrid, 23 de octubre 2009 (medicosypacientes.com)